Oriol Pujol apuesta por incorporar a Recoder y a otros alcaldes en la dirección de CDC y dice no sentirse cuestionado

Actualizado 04/05/2008 14:46:27 CET

BARCELONA, 4 May. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de CiU en el Parlament, Oriol Pujol, apostó hoy por incorporar al alcalde de Sant Cugat del Vallès (Barcelona), Lluís Recoder, y a otros alcaldes, como el de Tortosa (Tarragona) y Figueres (Girona), en la dirección de CDC, asegurando que él no se siente cuestionado por nadie.

Después de que Recoder haya apostado por renovar la dirección y por abrir el núcleo que arropa al secretario general del partido, Artur Mas, Pujol dijo no verse "cuestionado" y coincidió con Mas en la necesidad de incorporar a Recoder en la dirección.

"Estoy absolutamente de acuerdo en que gente como Lluís Recoder se incorpore a la dirección", indicó Pujol en una entrevista de Europa Press, que hizo extensible esta oferta a otros alcaldes que han protagonizado una "sacudida" territorial que ha hecho crecer a CiU a nivel territorial.

Se refirió así al alcalde Tortosa, Ferran Bel, o al de Figueres, Santi Vila, que también han apostado por una renovación de caras en la dirección de CDC en el congreso que el partido celebrará el 11, 12 y 13 de julio.

En el caso de Bel, remarcó que se han conseguido recuperar algunas posiciones en las Terres de l'Ebre (Tarragona) después de que la federación defendiera el Plan Hidrológico Nacional (PHN), algo que se ha hecho desde el territorio pero también desde el partido a nivel catalán.

"Esta sacudida que se ha podido hacer a nivel territorial sería bueno que se incorporase a la dirección del partido", señaló, aunque dejó claro que eso no significa que otros cargos directivos vayan a abandonar la dirección.

"No tengo la percepción de que se esté planteando un congreso de 'vamos a echar a Oriol (Pujol), Quico (Homs), Felip (Puig) o David (Madí)'", argumentó.

Respecto al cargo de portavoz en CDC, Pujol opinó que una portavocía en el partido es necesaria, sobre todo ahora que se debe explicar el proyecto de 'Gran Casa del Catalanismo'.

ABRIR LAS LISTAS.

En cuanto a la posibilidad de abrir las listas de CiU a personas ajenas a la federación que apuntó Mas la semana pasada, Pujol puso como ejemplo para ello a personas del corte del ex consejero de Universidades, Investigación y Sociedad de la Información Andreu Mas-Colell, que sin ser militante de CiU formó parte del Gobierno de Jordi Pujol.

Personas como lo que supuso en su día Mas-Colell podrían ayudar a entender claramente cuál es el alcance de la 'Gran Casa' que propugna Mas, donde CDC tendría un papel determinante como el "pilar", pero también perdería peso y se "diluiría", dijo.

Pujol apostó por recuperar el activo movilizador del país, que no es otro, a su juicio, que el catalanismo. "El país va perdiendo empuje porque la gente catalanista se queda en casa", argumentó.

"Hay que correr riesgos que nos permita evidenciarnos como una cosa de amplio espectro, aunque eso nos obligue a empequeñecernos y a diluirnos", indicó Pujol, que comparó este proceso con el de Ciutadans pel Canvi (CpC), aunque salvando las diferencias.

En este punto, diferenció la apuesta de CDC de la de CpC por el mero hecho de que éstos fueron después "engullidos" por el PSC porque nacían con el objetivo de llegar al poder.

Respecto a la postura de UDC sobre la 'Gran Casa del Catalanismo', indicó que de momento han entendido la apuesta de CDC, aunque quieren ver cómo toma cuerpo en el congreso de Convergència. Aun así, dejó claro que no se puede hablar de un proyecto de refundación del catalanismo y romper con UDC. "UDC tiene un papel fundamental en esto", aseguró.