PGE.- Rubalcaba defiende la "austeridad" de los gastos y el PP dice que tiene una forma "muy peculiar" de entenderla

Actualizado 11/11/2008 20:56:56 CET

Los 'populares' critican que Fuerzas de Seguridad paguen "los platos rotos" de la crisis e Interior dice que prioriza el "elemento humano"

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, defendió hoy que las partidas asignadas a su departamento para 2009 están sujetas a la "austeridad y al mantenimiento del gasto social" que requiere la actual "situación de dificultad económica", pero a la vez ponen en evidencia que la seguridad ciudadana "sigue siendo un objetivo central" del Gobierno.

Por su parte, el portavoz de Interior del PP, Ignacio Cosidó, afeó a Rubalcaba su "peculiar" forma de entender la austeridad presupuestaria puesto que es "muy cicatero" al abordar las retribuciones salariales de los policías y guardias civiles, pero, por el contrario, "no tiene reparo alguno" en aumentar el porcentaje destinado a sufragar los gastos de los altos cargos de su ministerio o en incrementar sus fondos reservados.

Durante el debate en el Pleno del Congreso sobre las cuentas públicas para 2009, Rubalcaba recordó que crecen un 2,1 por ciento en relación con las del ejercicio anterior y afirmó que el capítulo que experimenta un "mayor crecimiento" es el relativo a los gastos de personal, con casi un 6 por ciento más, y que da muestra de que el Gobierno concede la mayor prioridad al "elemento humano".

Tras confiar en "seguir alcanzando" acuerdos con los sindicatos policiales en el futuro, adelantó que los fondos destinados a inversiones crecieron en un 68 por ciento. "Los convenios con las comunidades autónomas van a suponer que en la práctica no se produzca ningún recorte", remachó. En este sentido, valoró como "significativos" los fondos destinados al equipamiento de los cuarteles y las comisarías, las mejoras tecnológicas, los transportes y las invertidas en el control de fronteras e infraestructuras contra la inmigración ilegal.

Sobre seguridad ciudadana, subrayó que la materia recibirá una dotación de 6l.480 millones de euros, lo que supone un incremento del 2,23 por ciento respecto al año anterior. Además, destacó el crecimiento que han venido registrando las plantillas policiales, hasta alcanzar los 140.422 efectivos, en comparación con "los 118.666 que había en 2004". Según avanzó, el Ministerio ofertará cerca de 6.000 nuevas plazas de cara al próximo curso.

Asimismo, destacó la acción de Interior en favor de la seguridad vial, que ha registrado un crecimiento del 2,4 por ciento, así como en el apoyo a las asociaciones de víctimas del terrorismo. Por ello, Rubalcaba resumió que las cuentas para Interior obedecen a un marco de austeridad, pero al mismo tiempo contemplan como objetivos prioritarios la lucha contra el terrorismo, la criminalidad organizada o los accidentes en nuestras carreteras.

PP:"LAS CFSE NO PAGARÁN LOS PLATOS ROTOS"

Por su parte, el portavoz 'popular' Ignacio Cosidó acusó al ministro de defender una cierta ambigüedad, al "reducir los gastos operativos" de las Fuerzas de Seguridad y al mismo tiempo aumentar "sus fondos reservados, que crecen en un millón de euros". "La crisis impide que haya dinero para sustituir los guardarraies, pero no impide que la recaudación en multas aumente unos 74 millones", agregó.

En este punto, reprobó que el Gobierno "no tenga reparo" en incrementar las transferencias de este departamento a la Generalitat catalana en un 30 por ciento, mientras reduce a la mitad la oferta de empleo público. Criticó también la intención de Interior de recortar en un 25 por ciento las pensiones de los agentes que pasen a situación de reserva por "pérdida de condiciones" y de "declarar incompatible cualquier tipo de actividad privada", incluso para los policías que hayan causado baja en situación de servicio.

A juicio del Grupo Parlamentario Popular, los presupuestos están "hechos a medida de los intereses políticos del Gobierno" y no mirando hacia los ciudadanos y "mucho menos" a los policías y guardias civiles. "Seguridad es lo mínimo que pueden exigir los ciudadanos por el pago de sus impuestos", indicó, antes de avisar de que su grupo "no aceptará" que sean las Fuerzas de Seguridad "las que paguen los platos rotos" de la crisis económica ya que traerá consigo un aumento de la inseguridad ciudadana, el agravamiento del conflicto colectivo contra Interior y el incremento de la discriminación que sufren los policías y los guardias civiles con respecto a los Cuerpos autonómicos y locales.

Por otra parte, avisó de que en estos momentos las tasas de delincuencia "crecen" a un ritmo "alarmante" y criticó que falla la protección a las mujeres víctimas de violencia de género. Así, consideró que el Gobierno sólo prosigue los "proyectos heredados" del Partido Popular y tiene "aún menos ideas que presupuestos".

Desde ERC, Joan Ridao, afirmó que estos presupuestos "no son totalmente desastrosos" pero dejan en "un cierto abandono" las materias relacionadas con la seguridad vial o la política penitenciaria. En este sentido, tachó las cuentas de "insuficientes" al no cubrir las "necesidades reales" de la población y echó de menos una mayor especialización en las plantillas policiales contra las formas de delincuencia emergentes.

En esta línea, advirtió del aumento de la población reclusa y del escaso número de funcionarios a su cargo. "Si este presupuesto debe ser el compromiso del Gobierno con la política penitenciaria, evidentemente, hay que suspenderlo", apostilló. Además, apostó por incluir una asignatura sobre seguridad vial en el curriculum escolar en primaria y secundaria.

Por otra parte, el portavoz adjunto de CiU en el Congreso, Josep Sánchez Llibre, reclamó una mayor integración de las distintas policías del Estado español para mejorar la seguridad ciudadana. Sobre violencia de género, apostó por "garantizar con una pulcritud extrema" que todas las víctimas que han denunciando tengan la seguridad de que "se van a salvar" de nuevas agresiones.