Piden 40 años de cárcel para cuatro latin kings acusados de apuñalar a un joven ecuatoriano en Barcelona

Actualizado 07/09/2008 14:15:12 CET

BARCELONA, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia de Barcelona juzgará mañana a cuatro miembros de la banda latina latin kings acusados de pegar y apuñalar a un joven ecuatoriano en 2006 en el parque de Sant Martí de la capital catalana. La Fiscalía solicita diez años de prisión para cada uno de los procesados y que indemnicen conjuntamente con 6.750 euros a la víctima.

Según el escrito de la Fiscalía, los hechos ocurrieron a la tarde del 25 de enero de 2006, cuando los procesados, cuatro ecuatorianos que entonces tenían entre 19 y 24 años (entre 21 y 26 actualmente), estaban en el parque con otras personas que no han sido identificadas. Todos ellos eran miembros de la banda latina, que ahora está registrada como entidad cultural.

Sobre las 20 horas, la víctima, C.A.M.C., llegó al parque acompañado de dos amigos, Jonatan R.L. y Jeferson Leonel O.C., y el grupo de los acusados se acercó a ellos para preguntarles, en actitud agresiva, qué hacían allí y ordenarles que se fueran. Ante la posibilidad de un ataque inminente, C.A.M.C. y sus amigos cogieron varios palos de madera para defenderse e intentaron irse.

Sin embargo, uno de los integrantes del grupo, P.R. --juzgado por separado por ser menor de edad--, les cerró el paso y se encaró con la víctima, instándole a pelearse con uno de sus compañeros. Ante la negativa, le mostró la empuñadura de un cuchillo de hoja ancha que llevaba en el pantalón y le dijo: "Ahora te vas a pelear conmigo".

Los tres chicos intentaron huir pero se vieron rodeados y, "a un gesto de P.R.", los Latin Kings se abalanzaron sobre ellos, inmovilizaron a Jonatan R.L. y Jeferson Leonel O.C. e iniciaron "un brutal ataque" contra C.A.M.C., quien quedó tendido en el suelo. Fue entonces cuando los agresores dejaron pasar a P.R. y éste le asestó varias cuchilladas en la espalda.

Pese a los dos navajazos --que le causaron un importante sangrado--, las erosiones, las contusiones y la nariz rota, C.A.M.C. logró huir con sus amigos e ir a un hospital, en el que permaneció 17 días, cinco de ellos en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Por todo ello, la Fiscalía pide diez años de prisión por un delito de homicidio en grado de tentativa para cada uno de los procesados, así como una indemnización para la víctima de 6.750 euros por las lesiones, las secuelas y los daños morales. También solicita que, tras el cumplimiento de la condena, se prohíba a los procesados acercarse a menos de 1.000 metros de C.A.M.C.