PP de Arrasate manifiesta su "indignación" por el homenaje a Galparsoro y por que se considere "víctima" a la alcaldesa

Actualizado 30/07/2008 20:04:33 CET

SAN SEBASTIAN, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

La portavoz municipal del PP en el Ayuntamiento de Arrasate (Guipúzcoa), Icíar Lamarain, lamentó hoy la celebración de un homenaje a la alcaldesa de ANV, Inocencia Galparsoro, al tiempo que manifestó su "indignación" por que la primer edil del municipio "sea considerada una víctima, cuatro meses después del asesinato de Isaias Carrasco".

En un comunicado, la edil del PP recordó que Galparsoro es "una persona que ha sido procesada por su vinculación a ETA-Batasuna" y expresó su "indignación y tristeza" ante la recepción tributada por simpatizantes "de ese entorno de ETA, no tan difuso como parece, y de otros tantos arrasatearras que piensan como piensan por las continuas campañas de intoxicación y odio".

Al respecto, Lamarain destacó que "cuatros meses después del asesinato de Isaías, resulta que la víctima es Inocencia Galparsoro. Ella es la heroína, la que ha salido vencedora frente al Estado represor. Se trata de una caricatura pero así lo manifiestan ellos y así queda en las cabezas de mucha gente".

Por este motivo, la portavoz del PP en Arrasate recordó que los grupos políticos "no hemos sido capaces de impulsar una moción de censura por dignidad democrática, política y personal", pese a que "todos los grupos se comprometieron en caliente, cuando el asesinato de Isaías exigía una respuesta contundente de unidad y coraje democrático".

"Pero se dejó pasar el tiempo, yo creo que para matar la iniciativa por parte del PNV, y hemos tenido mociones teatro y de todo tipo, y ahora Galparsoro sigue siendo nuestra alcaldesa, porque nunca ha sido inhabilitada. Estamos como estábamos, o peor, porque hemos demostrado nuestra impotencia frente a los totalitarios", lamentó.

Lamarain, que calificó a la representante de ANV como "persona indigna, incapaz de solidarizarse con vecinos del pueblo víctimas de los terroristas", mantuvo que "la obligación de los políticos en democracia también es hablar en voz alta sobre estos temas, sobre todo cuando en lugares donde escasea la libertad y abunda el miedo la gente necesita más que nunca que sus representantes denuncien lo que pasa".