El PP cree que los demás partidos van a apoyar que Zapatero comparezca en el Congreso por el "lío" de la financiación

Actualizado 14/08/2008 17:51:37 CET

MADRID, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

La vicesecretaria de Organización y Electoral del PP, Ana Mato, considera que los demás grupos parlamentarios van a respaldar la petición de comparecencia del Grupo Popular para que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, comparezca ante el Pleno del Congreso para informar de su posición en materia de financiación autonómica. A su juicio, ha creado "un lío importante" y ahora debe acudir a la Cámara a explicarlo.

"Creo que la mayoría de los partidos están de acuerdo en que esa cuestión hay que solucionarla, en que el problema lo creó el señor Zapatero y, por tanto, creo que no va a haber ningún problema en que se le obligue a comparecer", declaró Mato en una rueda de prensa, tras la reunión de su comité de seguimiento de la crisis económica.

El Grupo Popular solicitó el pasado lunes una convocatoria de la Diputación Permanente del Congreso --órgano que sustituye al Pleno en períodos no ordinarios-- para que debata la comparecencia ante el Pleno del jefe del Ejecutivo en relación con la financiación autonómica. La Diputación Permanente se celebrará el próximo día 20 y discutirá también otra solicitud de ICV-IC y ERC para que Zapatero rinda cuentas ante la Cámara Baja por el incumplimiento del Estatuto de Cataluña.

"TIRAR LA PIEDRA Y ESCONDER LA MANO".

Mato destacó que Zapatero ha incumplido el plazo de financiación para Cataluña que establece el Estatuto catalán como, a su juicio, "hace permanentemente con las leyes". "Lo que no puede hacer un presidente del Gobierno es dar un cheque sin fondos y ése es el lío que nos ha montado y ahora tenemos un lío importante que tiene que explicar --proclamó--. Lo que no puede hacer es tirar la piedra y esconder la mano y en eso es experto el señor Zapatero".

Mato indicó que la financiación es un "tema fundamental" para el Partido Popular y acusó al jefe del Ejecutivo de haberlo convertido en "un problema" porque, según recordó, en 2001 se aprobó un modelo de financiación por unanimidad.

Además, destacó que la financiación ha puesto de manifiesto que el Partido Socialista "está absolutamente dividido" y está creando "una inestabilidad política enorme". "Tiene problemas con el PSC, que parece que ya no es partido, y con el señor Montilla", aseveró, para asegurar que con este "lío interno" están protagonizando un "espectáculo".