PP de Zizurkil denuncia el "irrespirable ambiente de coacción" que las "amenazas etarras" provocan en el municipio

Actualizado 14/08/2008 17:21:45 CET

SAN SEBASTIAN, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del grupo del PP en el Ayuntamiento de Zizurkil (Gipuzkoa), Raúl Vázquez, denunció hoy el "irrespirable ambiente de coacción" que se vive en este municipio, con "pintadas banderas y amenazas etarras a los concejales", al tiempo que criticó la "pasividad del equipo de Gobierno municipal (PNV-EA)" ante esta situación.

En un comunicado, Vázquez volvió a pedir a la Junta local "la retirada de monolitos a favor de ETA y de la independencia del País Vasco" que se exhiben en las calles de Zizurkil y lamentó que se "podría hacer un reportaje fotográfico de la presencia de pintadas, banderas y amenazas etarras a los concejales" en el municipio, y "aun y todo no se conseguiría plasmar el ambiente irrespirable de coacción que padece el pueblo".

Además, el concejal popular censuró que el Gobierno municipal parece "sentirse cómodo" en esta situación y que la alcaldesa, María Angeles Lazkano (PNV), "ha permitido la colocación en la plaza de la iglesia, encima de un árbol, las tres banderas que el PNV-EA parece defender también, la ikurriña, la del acercamiento de los presos y la del águila negra".

Vázquez consideró "inapropiado" que los vecinos y turistas que visitan Zizurkil tengan que "soportar las pintadas amenazantes que se registran en varias calles del municipio", en concreto "en las fachadas del frontón, en las que se puede apreciar cómo los proetarras siguen utilizando los espacios municipales con total impunidad para publicitar sus reivindicaciones".