Actualizado 13/04/2007 16:00 CET

PSE dice que va a las elecciones para "ganárselas" a PNV y PP y que los pactos se decidirán tras conocer los resultados

Advierte a los "radicales abertzales" de que "estar bajo el paraguas de ETA es incompatible con estar en las instituciones"

BILBAO, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Organización del PSE-EE, Rodolfo Ares, aseguró hoy que los socialistas vascos se presentan a las elecciones municipales y forales "para ganárselas" al PNV y PP y anunció que los pactos se decidirán "después de que los ciudadanos se pronuncien en las urnas, en aquellos municipios donde sea necesario y en base a nuestro programa electoral".

En rueda de prensa celebrada en Bilbao, Ares insistió en que el PSE-EE se presenta a estas elecciones "para ganárselas al PNV y al PP, para que aquellas alcaldías que ostentan podamos arrebatárselas con el respaldo de la ciudadanía". Así, puntualizó que el pacto que quieren hacer los socialistas es "un pacto con la ciudadanía de Euskadi".

En ese sentido, afirmó que "será después de las elecciones, después de que los ciudadanos se pronuncien en las urnas y en aquellos lugares donde sea necesario, cuando el PSE podrá decidir pactos para gobernar esas instituciones, siempre en base a nuestro programa electoral".

"Será después de las elecciones y allí donde sea necesario, en base al programa socialista, cuando decidiremos la política de alianzas y, obviamente, todo lo que ha ocurrido también será tenido en cuenta", subrayó.

Ares señaló que las elecciones municipales y forales de mayo se celebran en un contexto "muy especial, muy singular, en medio de un clima preocupante y revuelto, marcado por la ruptura del proceso de paz que ha llevado a cabo ETA", pero también, según criticó, en una estrategia de "confrontación, ruido y manipulaciones por parte del PP", partido al que acusó de utilizar la política antiterrorista para "combatir al Gobierno socialista".

Asimismo, manifestó que estas elecciones se afrontan con un nacionalismo "cada vez más dividido y agotado que nunca, sin un proyecto común compartido", a pesar de lo cual "se unirán después de las elecciones para intentar mantenerse en el poder".

Además, hizo referencia a la coalición Aralar-Ezker Batua que, en su opinión, es "una nueva oferta nacionalista, porque si en algún momento EB primó su posición como un partido de izquierdas, su supeditación al nacionalismo y ahora su coalición con Aralar confirman con toda claridad que es una apuesta más del nacionalismo".

Por ello, precisó que el PSE-EE se presenta "como la izquierda que ofrecer alternativas y soluciones, como el único partido que es hoy una alternativa clara a lo que representa la derecha del PP y esa división del nacionalismo en Euskadi".

En cuanto a la izquierda abertzale, señaló que "sigue bajo el paraguas de ETA y que no ha podido alejarse de la violencia porque quien manda es ETA". En ese sentido, advirtió "con toda claridad a los "radicales abertzales" de que "estar bajo el paraguas de ETA, amparar y ampararse en la violencia es incompatible con estar en las instituciones".

"Tienen que entender que no pueden seguir intentando engañarnos y engañar a su gente, porque si siguen bajo el paraguas de ETA, amparándose y amparando la violencia no podrán estar ni en las instituciones ni en las elecciones, porque eso es absolutamente incompatible con la democracia en un Estado de derecho", añadió.

PROYECTO PROGRESISTA

Ares remarcó que los socialistas vascos se presentan a las elecciones "con los deberes hechos, con un proyecto progresista y municipalista, que tiene como objetivo ofrecer estabilidad, seguridad, progreso y más bienestar al conjunto de la ciudadanía de Euskadi, frente a ese nacionalismo dividido, a esos intentos de UTEs para intentar obtener más representación y a una derecha que pretende que estas elecciones simplemente sean unas primarias antes de las generales".

El dirigente socialista destacó que el PSE-EE se presenta con "un amplio plan de reformas institucionales, políticas y sociales, para modernizar el país pero también para garantizar más bienestar y calidad de vida al conjunto de la ciudadanía". También explicó que se presentan con un programa "no sólo general para todos los territorios, sino con un programa para cada pueblo y ciudad que tiene como objetivos impulsar esa mejor calidad de vida, ofrecer alternativas y soluciones a los problemas que tiene la ciudadanía".

Ares aseguró que el principal objetivo de los socialistas vascos sigue siendo "combatir el terrorismo para acabar con la violencia y consolidar la paz y la libertad, pero también un plan marco institucional para abordar el principal problema del país después del terrorismo, que es la violencia" o en materias como la vivienda o la educación.

LISTAS

Los socialistas, que gobiernan en casi del 50% de la población en Euskadi, según destacó Ares, se presentan "con más listas que nunca", de forma que cubrirán el 100% de los municipios de Alava y el 98% de la población de Bizkaia y Gipuzkoa podrá votar candidaturas socialistas.

El secretario de Organización del PSE destacó que las listas se han elaborado "casi en su totalidad con compañeros de Euskadi" y que "solamente" han necesitado en torno a 30 aportaciones de compañeros de otras partes de España para completar las planchas, "lo que demuestra la fortaleza del socialismo vasco".

Según explicó, los socialistas aspiran no sólo a consolidar las alcaldías donde gobiernan, sino también a gobernar en Sestao, Vitoria, Ortuella, Basauri o Urnieta, así como incrementar su número de concejales y junteros para poder tener responsabilidades de gobierno en otras instituciones municipales o forales.

PRECAMPAÑA

El PSE-EE instalará 200 vallas en todo Euskadi y 300 soportes en marquesinas de tren y autobús, repartirán más de 10.000 programas entre asociaciones y colectivos y realizará campaña puerta a puerta en los municipios, donde repartirá más de 500.000 folletos con sus propuestas electorales. Además, el próximo 6 de mayo celebrará la Fiesta de la Rosa, en el BEC de Barakaldo, con la presencia del secretario de Organización, José Blanco.

Ares explicó que la intención de los socialistas vascos es hacer una campaña "que sea útil a la ciudadanía, para dar a conocer nuestras propuestas y no para difundir insultos ni descalificaciones".