El PSE pide a Ibarretxe que retire su plan porque es "una absoluta inmoralidad"

Actualizado 26/07/2008 14:04:30 CET
ep

BILBAO, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

El portavoz parlamentario del PSE-EE y líder de los socialistas vizcaínos, José Antonio Pastor, afirmó hoy que el lehendakari, Juan José Ibarretxe, tiene ahora "una oportunidad de oro" para retirar su propuesta, que incluye una consulta popular, porque "es una absoluta inmoralidad" cuando se constata que ETA "tiene la voluntad inequívoca de seguir matando".

En este sentido, consideró "un sarcasmo y de poco sentido común" que PNV hable de final dialogado de la violencia cuando ETA quería secuestrar y matar a un edil de PSE.

En declaraciones a Europa Press, Pastor manifestó que, en el actual contexto, el lehendakari tiene "una oportunidad de oro para abandonar esa estrategia electoralista y divisora de la sociedad vasca y, realmente, si como él dice, sinceramente, desea buscar la paz", tiene que hacer "los esfuerzos necesarios para llegar a un encuentro entre los partidos políticos democráticos y abandonar esa insensata propuesta".

A su juicio, el plan de Ibarretxe "sólo contribuye a que el mundo de ETA siga teniendo esperanza de que pueden conseguir sus objetivos por la vía de la violencia".

El dirigente socialista destacó que, "si realmente el lehendakari quiere que se crea que su objetivo de conseguir la paz es sincero, tiene que reflexionar y, desde luego, no es el camino ponerle en bandeja a ETA discursos y legitimidades para justificar el uso de la violencia, el asesinato y la extorsión".

"Si no lo hace así y, por desgracia, creo que no lo hará, quedará más que en evidencia que su intención no es, desde luego, buscar la paz, sino que no es otra que tratar de establecer un escenario de victimismo para perpetuarse en el poder", destacó.

A su juicio, "es de muy poco sentido común" apostar, en estos momentos, por el final dialogado de la violencia y "sacar a colación ahora la resolución del Congreso de los Diputados como ejemplo de lo que se debe hacer".

"Todo el mundo sabe que la resolución del Congreso, que hablaba de abrir un final dialogado de ETA, es porque había señales inequívocas, o así lo parecía, de que ETA tenía voluntad de abandonar definitivamente las armas", añadió.

SIN FINAL DIALOGADO

Para el dirigente socialista, "volver a trasladar esa situación ahora, cuando ETA está intentando matar, cuando se acaba de desarticular un comando que intentaba secuestrar y asesinar a un concejal socialista, cuando se han descubierto zulos con kilos de explosivos destinados a matar ciudadanos vascos, seguir hablando del diálogo con ETA es un sarcasmo, salvo que se haga, exclusivamente, para justificar la postura del lehendakari manteniendo la consulta y la hoja de ruta".

"Porque, en realidad, esa consulta, es evidente que trata de establecer un precio político a la paz, que trata de venir a decir a los ciudadanos vascos que contestar a esas preguntas significa que ETA se termina y que, en cualquier caso, se hará para abrir, después, un diálogo, incluido el mundo de Batasuna y hablar del derecho de autodeterminación del pueblo vasco", añadió.

En su opinión, "ésta es una absoluta inmoralidad desde el punto de vista político, visto lo que está pasando con ETA, y observando que la voluntad inequívoca de ETA es seguir matando y seguir haciéndolo de la manera más cruel".

"Por eso yo le quiero volver a decir al PNV y al señor Ibarretxe, especialmente, que reflexionen, que tengan un poco de sensatez y que pongan en valor aquellas palabras que Josu Jon Imaz dijo, poco meses antes de abandonar su cargo como presidente del EBB, que este tipo de apuestas políticas arriesgadas de cambio del marco jurídico, hechas sin el suficiente consenso, lo único que consiguen es dar esperanzas a ETA y dar legitimidad a ese mundo para entender que tiene posibilidades para seguir matando", concluyó.