El PSOE defiende que no haya "trato judicial VIP" para los políticos y se elimine el aforamiento

Ander Gil y Carmen Calvo en unas jornadas en el Senado sobre Igualdad
PSOE SENADO - Archivo
Publicado 17/09/2018 17:44:45CET

MADRID, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PP en el Senado, Ander Gil, ha respaldado la decisión del Gobierno de promover una reforma constitucional para eliminar el aforamiento de diputados y senadores, lo que a su juicio se traducirá en terminar con "un trato judicial VIP" para los políticos, un "privilegio".

Gil ha pedido al PP, con mayoría absoluta en el Senado, que "ponga al servicio de la democracia" esos votos y apoye esta reforma. La Constitución no se puede modificar sin el acuerdo de los 'populares' dada su mayoría absoluta en la Cámara Alta, que tiene que dar el visto bueno a la reforma.

"El PP no puede imponer su mayoría parlamentaria para convertir el Senado en un mausoleo para rendir homenaje a sus ideas más extremas y bloquear la vida democrática y el avance de este país", ha agregado Gil.

El portavoz ha subrayado que los ciudadanos son "más exigentes" con el trabajo de los políticos y reclaman medidas como esta de retirar el aforamiento. "No se entiende que un político tenga un trato judicial VIP por el hecho de estar aforado por asuntos que nada tienen que ver con el ejercicio de su cargo político", ha insistido el dirigente socialista, que no cita a nadie en concreto al denunciar este trato especial.

Ander Gil ha reclamado a los 'populares' que no utilicen el Senado para "bloquear la vida democrática", en alusión a la intención del PP de aprovechar la amplia mayoría con que cuenta en la Cámara Alta para contrarrestar al Gobierno del PSOE.

UNA REFORMA EXPRÉS

En un acto para reivindicar los 100 cien días del Gobierno, el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha anunciado que propondrá a las Cortes una reforma exprés de la Constitución -que podría llevarse a cabo en 60 días desde el inicio de su trámite parlamentario-- para terminar con los aforamientos con el objetivo de que la ciudadanía vuelva a confiar en los políticos.

El Gobierno no descarta que su propuesta para eliminar los aforamientos de diputados y senadores a través de una reforma exprés de la Constitución pueda afectar al presidente del PP, Pablo Casado, con un máster bajo sospecha pendiente de que el Tribunal Supremo decida si procede o no investigarle por presuntos delitos de cohecho y prevaricación administrativa.