Actualizado 10/05/2008 21:09

Rajoy confirma a González Pons en su equipo

Foto de la Noticia
Foto: EP + Ampliar




   VALENCIA/MADRID, 11 May. (OTR/PRESS) -

   "Algún que otro" dirigente del PP de la Comunitat Valenciana estará "sentado" junto al presidente del partido, Mariano Rajoy, en Génova 13, la sede nacional de los populares en Madrid. Así lo confirmó el propio líder del PP durante un mitin en Gandia (Valencia) en el que estuvo arropado por los militantes del partido en la Comunitat Valenciana y en el que confirmó que el diputado Esteban González Pons estará en su equipo.

   Por otro lado, el presidente fundador del PP, Manuel Fraga, confesó que, en medio de la crisis generada por el 'amago' de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, le pidió que "tuviera más cuidado" con sus declaraciones públicas.

   Tras su visita a Andalucía, otro de los 'feudos marianistas' en el debate interno en el que se ha visto inmerso el PP, Mariano Rajoy estuvo en un acto en Gandia con apoderados e interventores del partido que participaron en las pasadas elecciones generales. Así, durante su intervención, el líder del PP garantizó, como ya hiciera recientemente a los votantes, que el partido hará "las cosas bien" en el próximo Congreso Nacional que se celebrará en junio en Valencia. Además, mostró su "total y absoluta convicción" de que el PP "sabe salir de todo" ganará las próximas elecciones generales y "entonces muchas cosas que hay que resolver se van a resolver".

   En la misma línea, Rajoy aseguró que los populares valencianos le ayudarán "no sólo en este Congreso, sino a lo largo de los próximos meses y años". "Muchos me van a ayudar desde aquí, donde están, yendo de vez en cuando, y algún que otro estará sentado por allí ayudándome, como González Pons", remachó el presidente del PP, cosechando un gran aplauso entre los presentes. El diputado González Pons fue uno de los nombres que sonaba para ocupar la Portavocía del PP en el Congreso, y ahora es uno de los que están en las quinielas para ocupar la Secretaría General del partido, aunque Rajoy no ha desvelado todavía quién será el sustituto.

   Rajoy dedicó el resto de su discurso a criticar las primeras decisiones del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que, reiteró, "no pintan bien" y que está "parado, atascado y sin saber qué hacer". "España no se puede permitir una agenda como la que tuvimos en la pasada legislatura", dijo el líder del PP, que instó al presidente del Ejecutivo a "no generar más división" y a ocuparse de solucionar cuestiones relacionadas con la economía, el agua, la financiación autonómica, la Justicia o la política de inmigración, frente a "los laicismos, las libertades religiosas, el lehendakari Juan José Ibarretxe o el aborto".

   CHARLA CON AGUIRRE

   Por otro lado, el presidente fundador del PP restó importancia al debate interno que se ha producido en las últimas semanas. "Hemos aguantado hasta ahora todas las pruebas que se nos han puesto por delante, y seguimos ahí", dijo Fraga, que enmarcó en la normalidad la renovación que se está realizando en el partido, con la marcha de Zaplana y la decisión de Acebes de pasar a segundo plano. Además, el senador popular defendió la idoneidad de que el equipo que debe hacer la oposición al Gobierno se conozca en la cita congresual. "Si el congreso se convoca en serio, ahí es donde hay que resolver los problemas. Es el lugar natural", explicó.

   Al ser preguntado si Rajoy será el candidato a la Presidencia del Gobierno, teniendo en cuenta que habrá un nuevo congreso nacional en 2011, Fraga calificó de "muy acertada" la decisión del líder del PP de querer convocar ese nuevo cónclave dentro de tres años, como fijan los estatutos. Eso sí, no cree que por los resultados de las próximas citas electorales (europeas, gallegas y catalanas) se replantee el nombre de Rajoy como candidato y, a su juicio, pensar ahora en esos resultados electorales "son ganas de enredar". "El próximo congreso será antes de las elecciones, habrá que juzgar después el resultado", indicó Fraga, que cree que Rajoy es "por currículum político y carácter personal" quien "mejor garantiza la estabilidad interna en el PP".

   Asimismo, admitió que había mantenido una "conversación tranquilísima" con la presidenta de la Comunidad de Madrid, después de que haya amainado el ciclón de las últimas semanas ante la posibilidad de que presentara una candidatura alternativa a la de Mariano Rajoy. Según reveló, en esa charla recordó a Aguirre que "no era momento de anteponer cuestiones personales", a raíz de las declaraciones que había realizado acerca de que las cartas están todavía sin repartir. "Oiga usted, esto no es una partida de mus o de póquer. Le dije que tuviera más cuidado con este tipo de declaraciones y lo ha atendido muy amablemente, no tengo nada más que decir", aseguró.