24 de febrero de 2020
 

El Supremo afirma que suspender el cara a cara Zapatero-Rajoy hubiera sido desproporcionado

Actualizado 03/03/2008 21:46:30 CET

Rechaza todas las medidas cautelares solicitadas por IU, CiU y PNV, que creen que el debate vulnera el pluralismo en los medios

MADRID, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Sección Séptima de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha rechazado suspender el debate previsto para esta noche entre los candidatos a la presidencia del Gobierno por el PSOE y el PP, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, por considerar "desproporcionada" esta medida, que le había sido solicitada a primera hora de esta tarde por IU, PNV y CiU, que alegaron vulneración de los principios de pluralidad y neutralidad en los medios de comunicación.

"Esa desproporción se percibe con mayor nitidez aún a la vista de que ese debate estaba anunciado desde hace días y que, según se desprende de las alegaciones que acompañan la petición de la medida cautelar, la Junta Electoral Central estableció medidas compensatorias cuya entidad completa no se nos ofrece", argumenta el alto tribunal.

La suspensión del cara a cara fue solicitada a la Sala Tercera del Supremo al filo de las dos y media de esta tarde, como medida cautelar previa al recurso-contencioso administrativo que los tres partidos políticos citados tiene previsto interponer tras la desestimación de sus anteriores recursos ante la Junta Electoral Central.

En el escrito remitido hoy al alto tribunal, los abogados Ricardo Sanz Cebrián y Enrique López Cáceres solicitaban además que todos los espacios televisivos que promocionan este debate y el ya celebrado el pasado lunes, así como los tiempos de tertulia y análisis derivados del cara a cara "se computen como tiempos de información electoral de las formaciones que se benefician, PSOE y PP".

SUBIR EL NIVEL DEL "PLURILATERAL"

Para el caso de que no se suspendiera el debate, como ha ocurrido, los recurrentes solicitaban la presencia de Rodríguez Zapatero, Rajoy y de los respectivos candidatos a presidente de Gobierno en el segundo debate 'plurilateral' que se emitirá en Televisión Española el próximo miércoles, día 5. El alto tribunal también ha rechazado estas dos últimas pretensiones, en un auto del que ha sido ponente el magistrado Pablo Lucas, que ha sido el ponente de la resolución.

Respecto de la petición de restar tiempos de información electoral a PSOE y PP, el Supremo dice que solamente cuenta con las afirmaciones de los peticionarios, por lo que desconoce "os criterios seguidos para calcular el tiempo de información electoral correspondiente a cada formación política y si estos incluyen o no los espacios mencionados en el escrito". '

Sobre la medida subsidiaria a aplicar al debate 'plurilateral' del miércoles, el Supremo dice que también aquí carece de datos para, a título provisionalísimo, incidir en la organización de un debate que, "está ya dispuesto para el día 5, en la selección de los representantes de cada formación política y en el tratamiento que los medios hayan de darle"

El recurso de IU, CiU y PNV argumentaba que la no aplicación de las medidas cautelares solicitadas podría redundar en una pérdida de las garantías de pluralismo político y neutralidad informativa ante las Elecciones del próximo domingo, a lo que se sumaría la pérdida de toda efectividad del recurso contencioso-administrativo que se interpondrá en los próximos días contra las decisiones de la Junta Electoral Central. Añadía que dicha Junta no ha comunicado a los tres partidos acuerdo alguno en relación con sus recursos contra el debate Zapatero-Rajoy.

La suspensión del cara a cara no hubiera supuesto ninguna perturbación grave de los intereses generales, ni siquiera de los del PSOE y el PP, según esta parte, que destacaba en su recurso que las citadas formaciones "ya se han visto sobradamente beneficiadas, con grave discriminación de reto de las fuerzas políticas que concurren a estas elecciones generales, con la celebración del anterior debate a dos, y su promoción directa e indirecta, previa y posterior a su celebración".

No basta, entiende IU, CiU y PNV, con las 'medidas compensatorias' como la celebración de un debate entre las fuerzas políticas con representación parlamentaria, "sino garantizar que se emite de forma que se compense de forma real y efectiva el desequilibrio producido por la celebración de los debates bilaterales y excluyentes".

Para ello, reclaman que el resto de fuerzas políticas puedan expresar su opinión "en un formato similar de debate o entrevista, y en la misma franja horaria, de forma que se preserven los principios de pluralismo y neutralidad que establece tanto la normativa electoral como las reiteradas decisiones de esta Junta Electoral Central, y se evite toda desigualad irrazonable y arbitraria".