La tormenta obliga a cortar una parte de la M-30 e inunda varias calles y un garaje en el Barrio del Pilar

Actualizado 09/09/2008 22:24:32 CET
Actualizado 09/09/2008 22:24:32 CET

La tormenta obliga a cortar una parte de la M-30 e inunda varias calles y un garaje en el Barrio del Pilar

MADRID, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

La pequeña tormenta que está tarde ha caído sobre Madrid ha provocado balsas de agua, ha obligado a cortar una parte de la M-30 durante varios minutos y ha inundado varias calles y al menos un garaje del barrio del Pilar, informaron a Europa Press fuentes vecinales.

A las 17.00 horas cayeron sobre la capital precipitaciones de carácter moderado durante varios minutos, que afectaron especialmente a las zona norte de la capital. Según señaló a Europa Press un portavoz de Emergencias Madrid, los Bomberos del Ayuntamiento tuvieron que atender varias balsas de agua en la calle Villamil y Sor Ángela de la Cruz (Tetuán) y en la calle Doctor Castro Viejo (Fuencarral).

En la confluencia de esta última calle con la de Joaquín de Lorenzo, en el barrio del Pilar, las alcantarillas se han colapsado y no han podido sumir todo el torrente de agua, por lo que se formó una balsa de este elemento liquido y de barro que inundó parte de la calle, afectando a las partes más bajas de los vehículos.

Una de las vecinas del número 61 de la calle Doctor Castro Viejo, María Palacios, explicó a Europa Press que, aunque las lluvia no ha sido especialmente intensa ni larga, "en pocos minutos había medio metro de agua de altura en la calle, donde había unos 20 coches, y el garaje del edificio quedó inundado".

"Todo fue muy rápido y se debe, posiblemente, a que el alcantarillado estaba sucio y no ha podido sumir toda el agua caía de forma torrencial. Durante el verano, las alcantarillas se han ido ensuciando y olían a cieno. La Policía ha dirigido la denuncia de los conductores afectados al Ayuntamiento", agregó.

La tormenta también afectó a la M-30. Así, según recogió la web del Ayuntamiento de Madrid, la carretera de circunvalación permaneció cortada durante varios minutos entre las 17.00 y las 18.00 horas a la altura de la Glorieta de Isaac Rabin. Concretamente, fue cortado al tránsito de vehículos la M-30, sentido A-1, salvo el carril izquierdo sentido A-6.

"El agua empezó a caer en forma de cascada desde las calles afectadas por la tormenta hacia la M-30, que está en bajo, y llegó a la carretera por los huecos de las vallas protectoras", explicó María. Al lugar llegaron los Bomberos para retirar el agua embalsada y agentes de la Policía Municipal.