Zapatero acusa a Rajoy de "regodearse" y querer que la economía se tuerza para llegar al poder

Actualizado 06/07/2008 17:04:56 CET
Actualizado 06/07/2008 17:04:56 CET

Zapatero acusa a Rajoy de "regodearse" y querer que la economía se tuerza para llegar al poder

Foto de la Noticia
Foto: EP + Ampliar


   MADRID, 7 (EUROPA PRESS)


   El secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, acusó al PP de "regodearse" con las dificultades y de querer que las cosas se tuerzan para intentar llegar al poder. Además, reprochó a Rajoy de no tener el coraje suficiente para defender sus propuestas económicas como jefe de la oposición.

   Durante su discurso de cierre del 37 Congreso del PSOE, el jefe del Ejecutivo cargó contra los populares por sus críticas al Gobierno en materia económica. Afirmó, en este sentido, que no faltan "quienes se regodean, se dejan llevar por el fatalismo histórico de este país, dudan de nuestras posibilidades, quienes nos creen inevitablemente débiles en cuanto las cosas se tuercen".

   Zapatero, además, se mostró convencido de que los populares, aunque no les citó argumentando que todos sabían a quién se refería, querían que las cosas fueran mal para llegar al poder. "No falta también -recalcó-- quienes confían en que las cosas se tuerzan para intentar llegar al poder".

   En esta línea de críticas, a la que dedicó una parte importante de su discurso, acusó a la oposición de intentar aprovecharse de la situación económica para sacar provecho mediante drásticas recetas. Así, exclamó que hay quienes desean que "un proyecto progresista como el nuestro encalle, quienes llaman y se apuntan con fruición a la idea de crisis porque aspiran a que las drásticas recetas para salir de ellas reacomoden ventajosamente sus intereses".

   En opinión de Zapatero, se está produciendo la "paradoja" de que los que "más se regodean" de las dificultades económicas "son esos que no las padecen, ni ahora, ni antes, esos que nunca tienen que cambiar sus pautas de vida cuando vienen mal dadas".

   El jefe del Ejecutivo también respondió a unas afirmaciones realizadas por Mariano Rajoy días atrás, en las que precisaba que la economía no es de izquierdas ni de derechas. Según Zapatero, este tipo de afirmaciones las hace siempre "alguien de derechas" y, en este caso, precisó, "alguien que no tiene el coraje suficiente para defender públicamente sus propuestas como el actual líder de la oposición".

   PREOCUPACIÓN, SI; REGODEO, NO

   El líder socialistas, que no admitió en ningún momento de su discurso una situación de crisis económica, sí reconoció que la situación "es complicada", que tiene "preocupación" y que vamos a pasar unos "meses complicados".

   En este sentido, quiso exponer "dos reconocimientos", uno fue el de "las dificultades" y el otro "el de las capacidades" que tiene España para superarlas.

   En este punto y tras recordar que las dificultades actuales no son las más grandes que ha tenido este país, se defendió de quien le acusa de no reconocer la situación y reivindicó haberla tenido en cuenta desde el primer momento y argumentó que por ello, desde el primer día de formar gobierno, está tomando medidas. Algo, afirmó, que no está haciendo nadie en Europa con "parecida determinación".

   Según Zapatero, España es un país "fuerte", cuyo gobierno está adoptando una serie de medidas y considera que pueden propiciar que, al final, salga fortalecido de las dificultades.

   Así, puso como ejemplo que la inversión extranjera en este semestre se ha incrementado en más de un 50 por ciento con relación al mismo periodo del año anterior. "Es que el presidente va a confiar menos en nuestras capacidades que los que vienen a invertir aquí", se preguntó.

   Por ello, quiso dejar claro que nadie cuente con él para regodearse en las dificultades. "Que nadie cuente conmigo para alentar la preocupación y el desánimo", exclamó.

   APOYO A LOS QUE TIENEN MAS DIFICULTADES

   No obstante y debido a la preocupación de los ciudadanos, precisó que buena parte de las medidas que ha adoptado son para quienes tienen una hipoteca y no llegan a fin de mes, para quienes se ven afectados por las subidas de precios de los alimentos o para las empresas perjudicadas por el alza de precios del petróleo o la escasez de crédito. A estos ciudadanos, dijo, el Gobierno les debe certidumbre, apoyo y confianza.

   El jefe del Ejecutivo defendió las medidas que ha adoptado su gobierno frente a lo que considera que es una política económica de derechas poniendo ejemplos como las subidas de las pensiones, el SMI o el salario de los funcionarios frente a las congelaciones de estos practicadas por gobiernos del PP.

   También recordó las ayudas al alquiler, el incremento de la inversión en investigación y en cooperación al desarrollo, el diálogo social, frente a los "decretazos", dijo, de la derecha. Así como la devolución de los 400 euros del IRPF, los 2.500 de las ayudas por nacimiento de hijo o la ayuda a la compra y el alquiler de viviendas.

   "Ellos lo hicieron", afirmó en referencia a la congelación de salarios de la derecha o los "decretazos" en materia laboral. En su opinión, "esta es la diferencia" entre las políticas económicas de izquierdas y de derechas y, añadió, "los ciudadanos lo saben".