Publicado 28/08/2019 14:53CET

Adacen y la Clínica Josefina Arregui se unen para mejorar la calidad de vida de personas con discapacidad neurológica

El gerente de Adacen, Francisco Fernández Nistal (derecha), y el gerente de la Clínica Josefina Arregui, Ángel M. Gardachal Ausejo, firman un acuerdo de colaboración.
El gerente de Adacen, Francisco Fernández Nistal (derecha), y el gerente de la Clínica Josefina Arregui, Ángel M. Gardachal Ausejo, firman un acuerdo de colaboración. - ADACEN

PAMPLONA, 28 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Daño Cerebral de Navarra (Adacen) y la Fundación Felipe Lecea, entidad titular de la Clínica Josefina Arregui de Alsasua, han firmado este miércoles un convenio para fortalecer la colaboración entre ambas organizaciones en la atención a las personas con enfermedades neurológicas en el espacio sociosanitario.

El gerente de Adacen, Francisco Fernández Nistal, y el gerente de la Clínica Josefina Arregui, Ángel M. Gardachal Ausejo, han rubricado el acuerdo, que certifica una relación ya existente desde hace años entre ambas entidades que comparten modelos similares en la atención de la enfermedad neurológica en las fases rehabilitadora y crónica.

Las dos trabajan con un enfoque centrado en la persona con discapacidad y en su familia, desarrollando itinerarios de vida que promueven la salud, potencian la inclusión social y mejoran la calidad de vida.

En virtud de este convenio, intercambiarán ideas y experiencias para favorecer la atención a las personas y a sus familias compartiendo terapias, metodologías y buenas prácticas e impulsando el uso de la tecnología y la mejora continua.

El acuerdo también contempla el desarrollo de acciones conjuntas en la formación de profesionales, en el desarrollo sistemas de gestión y en el diseño de proyectos de innovación en servicios.

Tras la firma, el gerente de Adacen ha destacado que "las enfermedades neurológicas agrupan diferentes situaciones que conforman una realidad compleja que necesita de un abordaje especializado en función de las necesidades, siempre teniendo en cuenta el momento biográfico en el que se encuentra la persona".

Además, se ha mostrado convencido de que este convenio permitirá construir modelos de atención frente al envejecimiento y la dependencia que incorporen tecnologías, diseñando programas y servicios sostenibles que generen un impacto social y económico positivo. En relación a esto, ha ofrecido a otras entidades públicas y privadas la colaboración de Adacen y la clínica Josefina Arregui para lograr conjuntamente itinerarios integrados de atención a las personas con discapacidad neurológica.

Para finalizar, ha destacado su apuesta por un adecuado diseño y articulación del espacio sociosanitario, en el que los servicios y programas especializados que ya vienen prestando Adacen y otras organizaciones del campo de la discapacidad "vean reconocida su importancia puesto que son el lugar en el que la salud y la inserción social se integran y tienen su continuidad a lo largo de la vida".

Por su parte, el gerente de la Clínica Josefina Arregui ha señalado que el progresivo envejecimiento de la población y la prolongación de la esperanza de vida "presenta importantes desafíos en la organización de nuestros servicios sociales y de salud, los cuales se resolverán incorporando la inclusión social y la promoción de la vida independiente en el diseño de las políticas".

Gardachal ha mostrado su satisfacción por el inicio de la colaboración con "un aliado perfecto y estratégico que nos permitirá seguir trabajando para satisfacer las necesidades de las personas afectadas y sus familias, colocando este objetivo como eje prioritario de nuestras actuaciones". "Vamos a trabajar conjuntamente por una más y mejor autonomía y calidad de vida, tanto en la plena libertad de las personas con discapacidad para la toma de sus propias decisiones, como en el desarrollo de nuevos modelos de rehabilitación y atención que integren experiencias en actividad física, estimulación cognitiva e incorporación de tecnologías que complementen la prescripción farmacológica como recurso de atención", ha afirmado.

Por último, ha destacado la apuesta de ambas entidades por modelos de atención con una perspectiva más ambulatoria e integradora en el entorno, "modelos que se han visto frenados por las sucesivas modificaciones impuestas en la aplicación de la ley de Dependencia. A pesar de ello, ha destacado que tanto su clínica como Adacen cuentan "con modelos propios de atención ambulatoria especializados en daño cerebral y demencia que contribuyen a largo plazo a un importante ahorro de costes sanitarios y sociales".