Cinco años de prisión por secuestrar a un intermediario en la venta de 12,5 kg de marihuana en la Ribera de Navarra

Archivo - Fachada del Palacio de Justicia de Pamplona
Archivo - Fachada del Palacio de Justicia de Pamplona - Eduardo Sanz - Europa Press - Archivo
Publicado: lunes, 12 febrero 2024 13:13

Según recoge la sentencia, entre los 30.000 euros entregados por los compradores a cambio de la droga había billetes falsos

PAMPLONA, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Sección Primera de la Audiencia de Navarra ha condenado a un total de 5 años de prisión a dos hombres que secuestraron a la persona que había intermediado en la venta de 12,5 kg de marihuana a cambio de 30.000 euros al comprobar que, en el dinero recibido, había billetes falsos.

En la sentencia, que ha sido dictada de conformidad tras un acuerdo entre la fiscalía y la defensa, los dos procesados, de 31 y 47 años de edad, han sido condenados a 2 años de prisión por sendos delitos contra la salud pública -con la concurrencia de la atenuante de drogadicción-; a 3 años por un delito de detención ilegal (secuestro condicional), así como a 160 euros de multa por un delito leve de lesiones.

Los acusados, según se considera probado en la resolución judicial, acordaron con unas personas que no han podido ser identificadas la venta de sustancias estupefacientes, concretamente de 12,5 kg de marihuana.

Según han informado desde el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN), la transacción se materializó el 21 de abril de 2022 en una bajera que uno de los inculpados tenía en la localidad de Cortes. Facilitaron la citada cantidad de marihuana a cambio de 30.000 euros. En el momento en que los comprobadores entregaron como pago la cantidad convenida, "salieron de la nave rápidamente".

Según recoge la sentencia, en la bolsa que contenía el dinero habían incluido billetes falsos. Tan pronto como los procesados "se apercibieron del engaño del que habían sido víctimas, como en la bajera estaba aún la persona que había intermediado en la venta, en la creencia de que estaba involucrado, le maniataron, le privaron de libertad" y le propinaron "todo tipo de golpes".

Tras exhibirle una pistola, "le exigieron que les devolviera el dinero". Tras agredirle, "le trasladaron al baño de la nave, en donde le colocaron una bolsa en la cabeza". Transcurridos entre 40 y 60 minutos, lo trasladaron en coche a una caseta, "donde lo dejaron maniatado".

Mientras ocurría lo relatado, los encausados contactaron por teléfono con uno de los amigos del intermediario, a quien exigieron el pago de los 30.000 euros "de inmediato" como condición para liberarlo. Si no, "amenazaron con matarlo".

LA VÍCTIMA DEL SECUESTRO RENUNCIÓ A RECLAMAR

Como consecuencia de estos hechos, la víctima del secuestro sufrió "dolor en zona inguinal izquierda, dolor en las plantas de los pies, dolor en ambas muñecas, mialgias, hematomas en zonas externas periorbitarias de ambos ojos y edema en labio superior", lesiones que precisaron de una primera asistencia médica. El perjudicado, no obstante, no reclamó por las lesiones sufridas ni por los efectos sustraídos.

Uno de los dos inculpados, según la resolución judicial, se dedicaba a la venta de sustancias estupefacientes a terceras personas en la zona de la Ribera. Concretamente, en la entrada y registro, efectuada el 21 de junio de ese año en la habitación que ocupaba en un hostal de Tudela, se le intervinieron dos bolsas cerradas que contenían MDMA, con un peso de 61,22 gramos y una riqueza del 38,5%, sustancia que "iba a ser destinada a la venta a terceras personas y que hubiera alcanzado en el mercado un valor de 2.647,15 euros".

La marihuana vendida por los procesados no ha sido localizada. En el momento de los hechos, los condenados "eran consumidores de sustancias estupefacientes que afectaban gravemente a sus facultades en los delitos de venta de sustancias estupefacientes", una afectación "que no se considera grave en el resto de delitos".

Contador

Leer más acerca de: