La Policía Foral intensificará la vigilancia en zonas de ocio, grandes superficies y polígonos durante esta Semana Santa

Actualizado 16/03/2008 18:06:06 CET

PAMPLONA, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Policía Foral va a intensificar durante esta Semana Santa las labores de vigilancia para evitar principalmente tanto los delitos contra la propiedad como el tráfico y consumo de estupefacientes, que se incrementan en fechas festivas. El dispositivo especial de seguridad ciudadana diseñado se centrará en las zonas de ocio, grandes superficies y polígonos industriales y correrá a cargo de 75 agentes del área de Seguridad Ciudadana, pertenecientes a las diferentes comisarías que la Policía Foral tiene desplegadas por la Comunidad Foral, distribuidos en turnos de mañana, tarde y noche.

Según informó el Gobierno foral, para evitar la comisión de delitos y facilitar la investigación de los agentes, el Gobierno foral apela a la colaboración ciudadana a través del teléfono de urgencias 112 (Sos Navarra), del 948 221 802 (Policía Foral) o del correo electrónico policiaforal@navarra.es.

La Policía Foral aumentará la presencia de patrullas en zonas urbanas (patrullaje preventivo a pie especialmente durante las primeras horas de la noche, identificaciones de personas sospechosas, vigilancia del tráfico y consumo de estupefacientes). Además, realizará controles preventivos de seguridad ciudadana en las entradas y salidas de las localidades en las que se celebran actos multitudinarios programados. Y sobre todo en horario nocturno, los agentes prestarán especial atención a la vigilancia de polígonos industriales, obras, subestaciones eléctricas y plantas solares, teniendo en cuenta que el riesgo de robo aumenta al encontrarse la mayoría de las instalaciones cerradas o sin actividad durante varios días, coincidiendo con el período vacacional.

La Policía Foral también recuerda que está activado el Plan Supramunicipal de Seguridad de la Ribera Alta de Navarra, que ha motivado un incremento de la vigilancia, tanto de agentes de uniforme como de paisano, en determinados lugares y franjas horarias en las se están cometiendo delitos, principalmente contra el patrimonio.

COLABORACIÓN CIUDADANA

En aras a la prevención y posterior investigación si se ha cometido un delito, la Policía Foral solicita de la ciudadanía que llame al teléfono de urgencias 112 -desde donde le pasarán con las terminales de la Policía Foral- cuando sospeche de cualquier movimiento raro por parte de personas desconocidas. Cualquier dato o detalle puede ser importante a la hora de evitar un delito.

También, añadió, es importante aportar descripciones físicas de los sospechosos, rasgos de interés -edad, vestimenta, estatura, pelo, nacionalidad-, matrículas de los vehículos y otros datos como si han realizado alguna visita previa, si han preguntado por alguien o si terceros realizan labores de vigilancia, sacan fotos o buscan alarmas.

La colaboración también implica testificar si se es requerido, trasladar toda la información, ayudar al patrullero en cualquier labor policial, presentar la correspondiente denuncia si se es víctima del delito. Los ciudadanos también deben tener en cuenta que los delitos y actos antisociales suelen ir precedidos de una fase previa de preparación, con actividades como la vigilancia por parte del malhechor o visitas con cualquier excusa.

CONSEJOS BÁSICOS DE SEGURIDAD EN VIVIENDAS Y EMPRESAS

La Policía Foral ha emitido una serie de recomendaciones con consejos básicos de seguridad en viviendas y en empresas. En las primeras, las puertas y ventanas de acceso a la vivienda deben estar perfectamente cerradas, con atención especial a las ventanas que dan a patios (permiten el acceso a través de ángulos muertos, desprotegidos y vulnerables) y a las puertas de garaje.

Los vecinos no deben esconder los objetos de valor -joyas y dinero, principalmente- en lugares insospechados, dado que quienes van tras ellos son los que mejor los conocen. Un inventario que incluya los números de serie de fabricación de los aparatos, marca y modelo y unas fotos que permitan su identificación son el modo de recuperarlos con una mayor facilidad.

Tener cuidado con los talonarios de cheques, cuidar que la acumulación de correo delate la ausencia - es recomendable que un vecino de confianza la retire-; transmitir la sensación de que la vivienda está habitada - no bajar del todo las persianas-; no colocar datos en las llaves y no esconderlas en lugares tales como las ventanas o los felpudos; y no entrar en el domicilio si se encuentra la puerta forzada o abierta, para no alterar posibles huellas, son otras de las recomendaciones. La Policía Foral también pide a los ciudadanos que sean solidarios y comuniquen hechos sospechosos en casa de los vecinos.

En las empresas, la seguridad debe basarse en la prevención del delito, con medidas asequibles y lógicas que pueden impedir ser víctima pasiva del mismo. Los empresarios deben asumir la responsabilidad de proteger a sus empleados y de dotar a sus establecimientos de las adecuadas medidas de seguridad disuasivas en cuanto a puertas, alarmas, ventanas, etc. Los empleados deben colaborar con los responsables en la prevención de la delincuencia, observando las medidas de seguridad adoptadas y comunicando las deficiencias que observen con el fin de mejorarlas. Ello, según el Gobierno, se traducirá en beneficio común para todos.

Los recepcionistas y el personal de seguridad, si lo hubiere, deben procurar controlar en todo momento a los visitantes y personas externas que se encuentren merodeando por las instalaciones. Pueden estar recabando información previa de interés delincuencial. Ante la mínima sospecha, llame a la Policía.

Según concluyó, el personal de limpieza se ocupará al finalizar su trabajo, de que todas las puertas y ventanas queden convenientemente cerradas y las llaves colocadas en su sitio, así como de avisar a quien corresponda sobre las posibles anomalías observadas en el edificio. Las bandas organizadas buscarán dinero en metálico, por lo que no se debe dejar cantidades importantes en la caja fuerte, así como documentos de valor como cheques o talonarios.