Crónica ANV.- El PP califica de "rogativa inútil" el texto contra ANV pactado por PNV y PSE

Actualizado 10/04/2008 21:41:38 CET

- Pide el cese de un edil jeltzale que gobierna con ANV mientras San Gil acusa a Ibarretxe de "insensibilidad y falta de compromiso ético"

BILBAO/VITORIA, 10 Abr. (OTR/PRESS) -

Una rogativa inútil. El PP considera que el texto de moción acordado entre el PNV y el PSE para pedir la dimisión de los cargos de ANV por no condenar los atentados de ETA es exactamente eso "una rogativa inútil" para alargar en el tiempo una solución, que pasa, a su entender, por presentar mociones de censura en todos los consistorios gobernados por la formación autodenominada abertzale. En la misma línea, los populares reclamaron hoy la dimisión del alcalde de la localidad alavesa de Valdegobia, que dirige el Ayuntamiento gracias al apoyo de ANV, mientras la líder del PP vasco, María San Gil, acusó al lehendakari, Juan José Ibarretxe, de "insensibilidad y falta de compromiso ético" por su "silencio" ante las mociones contra ANV.

Fue el portavoz del PP vasco, Leopoldo Barreda, el que consideró que el texto de moción acordado entre PSE y PNV pidiendo la dimisión de los ediles de ANV sólo sirve para hacer "rogativas inútiles" a la formación, además de para alargar en el tiempo una solución a este asunto. "El objetivo es recuperar para la democracia la alcaldía de Mondragón y todas las alcaldías que gobierna ANV en minoría en el País Vasco, que son 16", señaló, un objetivo para el que la moción "no sirve" pues pide a los ediles de ANV "que voluntariamente presenten su dimisión, algo perfectamente inútil".

A su juicio, la única solución "democrática y posible" es la presentación de mociones de censura que permitan que las alcaldías que ostenta ANV "sean ocupadas por alcaldes demócratas y pertenecientes a partidos democráticos". Aunque Barreda aseguró que su partido no impedirá la tramitación de la moción contra ANV, sino que se limitará a presentar un texto alternativo instando a la presentación de mociones de censura "no sólo en Mondragón", donde la moción de PNV y PSE ya se ha presentado, sino en todos los consistorios donde gobierne la formación abertzale. El dirigente popular recordó el asesinato de Isaías Carrasco y advirtió que no se puede esperar "a que haya una tragedia en un ayuntamiento para tomar decisiones".

Por su parte, la presidenta del PP vasco, María San Gil, registró hoy una pregunta parlamentaria en la que solicita al lehendakari que aclare tanto su "silencio" como "la postura contraria de su gobierno" a las mociones contra ANV, acusándole de "insensibilidad y falta de compromiso ético y democrático". Por todo ello, San Gil exige en su pregunta parlamentaria que Ibarretxe "rectifique y respalde la recuperación de los ayuntamientos en manos de los proetarras", porque "cumplido un mes del asesinato por ETA de Isaías Carrasco en Mondragón, los ciudadanos asisten perplejos a la ceremonia de la confusión para dificultar la presentación de mociones de censura en aquellos ayuntamientos gobernados en minoría por ANV".

JUGANDO A DOS BANDAS

También sobre la presencia de ANV en los ayuntamientos vascos se pronunció hoy el secretario general del PP en Álava, Iñaki Oyarzábal, que pidió al PNV que exija la dimisión de su alcalde en la localidad alavesa de Valdegobia, que dirige el Ayuntamiento gracias al apoyo de ANV. "No puede ser que el PNV juegue a dos bandas, con Urkullu haciendo un discurso que se presenta com ofirme, mientras que sobre el terreno, los concejales y alcaldes de ese partido tratan de hacer la vida cómoda y se sirven de quienes no condenan el terrorismo para mantener sus cotas de poder", denunció el dirigente popular, que también consideró que las mociones pactadas "no bastan" para expulsar a ANV de los consistorios vascos.

Pero no sólo al PP disgustan las mociones. El portavoz de ANV en las Juntas Generales de Álava, Aitor Bezares, consideró hoy que el PNV trata de "volver a los tiempos de Ajuria Enea junto al PSE" con estos acuerdos para la "exclusión" de su partido de la Caja Vital o "los movimientos más descarados del PNV de las últimas fechas". A su juicio, este tipo de actuaciones demuestran que, tras "los malos resultados" obtenidos en las últimas elecciones, el partido presidido por Iñigo Urkullu busca "una sintonía estructural" con el PSE, pues, a pesar de sus pronunciamientos en contra de la Ley de Partidos, "en la práctica no hace sino dar camino a esa ley".

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

¿Hay lugar para la moderación?

por Francisco Muro de Iscar

Victoria Lafora

Errejón y los amigos

por Victoria Lafora