Crónica Citigroup.- ((Actualiza con declaraciones de Bush))

Actualizado 24/11/2008 19:32:01 CET
Actualizado 24/11/2008 19:32:01 CET

Crónica Citigroup.- ((Actualiza con declaraciones de Bush))

Washington invertirá cerca de 16.000 millones de euros para salvar a Citigroup - El Gobierno estadounidense garantiza activos tóxicos del gigante financiero por hasta 242.000 millones

MADRID/WASHINGTON, 24 Nov. (OTR/PRESS) -

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha anunciado este lunes que invertirá 20.000 millones de dólares (más de 15.800 millones de euros) en el gigante financiero Citigroup, que atraviesa serios problemas económicos, y que ya la semana pasada le obligaron a anunciar 50.000 despidos en todo el mundo. El Tesoro y la Reserva Federal han justificado el plan de rescate, que además de ayudar a uno de los bancos más importantes del país y del mundo prevé hacerse con participaciones preferentes de la misma, por la necesidad de recuperar la confianza en el sistema financiero. Con esta medida, el Gobierno estadounidense sienta las bases para futuros rescates y garantiza activos tóxicos del gigante financiero por hasta 242.000 millones de euros. Por el momento, la medida ha alcanzado su objetivo y está impulsando a los principales parqués europeos: las acciones de la entidad subían un 42,5%, hasta 4,22 euros, en la Bolsa de Francfort.

El Gobierno de Estados Unidos ha salido al rescate del coloso financiero presidido por Vikram Pandit. El Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha anunciado que invertirá más de 15.800 millones de euros en la entidad, dentro de una serie de acciones para ayudar al banco y hacerse con participaciones preferentes de la misma.

El rescate supone un nuevo esfuerzo del Gobierno para relanzar la industria financiera del país, del que Citigroup ha sido una de sus principales figuras desde su fundación en 1812, y proteger a los contribuyentes y a la economía nacionales. Y es que Citigoup, ha sido duramente castigado por los inversores en los últimos meses con unas pérdidas acumuladas de 20.000 millones de dólares (más de 15.800 millones de euros) en los últimos cuatro trimestres.

El compromiso, que se produjo a última hora del domingo tras un duro fin de semana de conversaciones, alcanzado pretende dar al Citigroup "un conjunto de garantías, acceso a la liquidez y el capital", porque el Gobierno "se ha comprometido a apoyar la estabilidad del mercado financiero, requisito previo para el restablecimiento de un vigoroso crecimiento económico", indica la Fed a través de un comunicado hecho público la pasada madrugada.

Tras la adopción de la medida, el aún presidente de EEUU, George W. Bush, afirmó que el Gobierno permanece listo para ayudar al sistema bancario del país tal como ha sucedido con Citigroup, y mostró su confianza en que EEUU logrará recuperarse de la actual crisis financiera. El presidente de EEUU sostuvo en una conferencia de prensa mantenida tras una reunión con el secretario del Tesoro, Henry Paulson, que el primer paso hacia la recuperación económica es proteger al sistema financiero de EEUU. "Es una situación dura para EEUU, pero nos recuperaremos", dijo Bush. "El primer paso para la recuperación es salvaguardar nuestro sistema financiero", añadió.

PROTECCION CONTRA PERDIDAS

El plan establece que Washington suministre protección contra pérdidas, junto con la Corporación de Seguros de Depósitos Federales, sobre unos 306.000 millones de dólares (alrededor de 242.000 millones de euros) contra eventuales pérdidas en préstamos y valores respaldados por bienes raíces inmobiliarios y comerciales -activos tóxicos-, que seguirán perteneciendo al balance de Citigoup

Para completar el paquete, el Tesoro ha asegurado que la Reserva Federal está preparada para atajar cualquier riesgo adicional a través de una oferta de préstamo sin aval de recursos, todo ello con el objetivo de evitar una situación como la provocada por la quiebra de Lehman Brothers en septiembre.

Según aseguró The New York Times en su edición electrónica, el plan aplicado al Citigroup "podría servir de modelo para otros bancos" y marcaría un cambio en la oscilante misión de rescate financiero del Gobierno.

EL GIGANTE DEBIL

El gigante financiero era hace apenas dos años el banco más poderoso del mundo con 200 millones de clientes y ahora atraviesa por un momento crítico junto a los bancos de inversión Bear Stearns, Lehman Brothers y Merrill Lynch, el gigante asegurador AIG o la automovilística General Motors, que lucha por evitar la bancarrota.

Hasta ahora, Citigroup, que la semana pasada anunció que despedirá a 50.000 trabajadores, se había negado a que Washington saliera en su rescate, ya que aseguraba disponer del colchón de capital (50.000 millones de dólares) y de la liquidez para absorber futuras pérdidas originadas por la crisis y proteger sus depósitos.

Hace justo un año, en noviembre de 2007, la firma tuvo que recurrir al brazo inversor del Estado de Abu Dhabi para conseguir 7.500 millones de dólares (5.000 millones de euros) de liquidez. Aquella operación supuso la venta de un 4,9% del capital social al fondo soberano árabe.

El que fuera el mayor banco por capitalización bursátil del mundo hasta 2006, cuando fue superado por Bank of America, y que cuenta con casi dos billones de euros en activos, perdió la semana pasada más de un 70% de su valor en bolsa hasta cerrar en 3,77 dólares por acción, muy lejos de los 57,50 dólares que llegaron a costar cuando marcaron su máximo histórico en agosto de 2000. Por el momento, la medida ha alcanzado su objetivo y está impulsando a los principales parqués europeos al mismo tiempo que las acciones de la entidad subían un 42,5%, hasta 4,22 euros, en la Bolsa de Francfort.

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

El peaje del abrazo

por Francisco Muro de Iscar

Antonio Casado

Un bloque de gobernabilidad

por Antonio Casado

Fermín Bocos

Cabalgar al tigre

por Fermín Bocos