31 de marzo de 2020
 
Actualizado 29/09/2008 21:22:56 CET

Crónica ETA.- La kale borroka se disparó en 2007 con un incremento del 65 por ciento

- Conde-Pumpido asegura que "los terroristas acabarán en la cárcel" y Dívar reclama "confianza" en los tribunales en la lucha contra ETA

MADRID, 29 Sep. (OTR/PRESS) -

Los actos de kale borroka se dispararon durante 2007, el año del fin de la tregua de ETA en el que el terrorismo callejero se incrementó en un 65 por ciento. Así lo reflejan los datos de la Memoria anual de la Fiscalía General del Estado que hoy presentó Cándido Conde Pumpido en el Acto de Apertura del Año Judicial donde aseguró que todos "los terroristas acabarán en la cárcel". En su discurso el nuevo presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y el Tribunal Supremo, Carlos Dívar, también se refirió a la lucha antiterrorista y reclamó a los ciudadanos "plena confianza" en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad "y por supuesto en los tribunales de justicia".

La memoria de la Fiscalía señala que "la esperanza que generó en la sociedad española de declaración de alto el fuego permanente" de ETA el 22 de marzo de 2006 se vio truncada con el gravísimo atentado cometido en la T-4 de Barajas el 30 de diciembre de ese año y se ratificó con la ruptura formal de la tregua por parte de la banda terrorista en junio de 2007. Tras la ruptura de la tregua se perpetraron un total de 10 atentados terroristas (8 menos que en 2006), señala la memoria que también destaca que durante el año pasado fueron detenidos por su vinculación con ETA un total de 181 personas, 131 en España y 50 en el exterior (44 en Francia, 3 en Reino Unido, 2 en Canadá y 1 en México).

De todas estas detenciones, la mayoría se produjeron como resultado de dos macro procesos judiciales, 40 detenidos tras su condena en el "caso Ekin" (brazo político de ETA) y otros 23 tras declararse por el Tribunal Supremo la firmeza de la sentencia del caso "Jarrai-Haika-Segi" (grupos juveniles de la organización etarra) y otros 24 lo fueron por su relación con la nueva Mesa Nacional de Batasuna. Durante 2007 se presentaron 62 escritos de acusación ante los órganos judiciales de la Audiencia Nacional contra un total de 133 miembros de la banda y se celebraron 59 juicios.

Especialmente llamativos son los datos sobre terrorismo callejero ya que la Fiscalía contabiliza 242 acciones de kale-borroka, lo que supone un incremento del 65 por ciento respecto al año. Del total de actos de 'kale borroka', 69 se produjeron en Vizcaya, 34 en Álava, 59 en Guipúzcoa y 81 en Navarra, comunidad en la que la violencia callejera se ha recrudecido especialmente (con un aumento del 170 por ciento), ya que en 2006 se contabilizaron únicamente 30 de estas acciones.

En su discurso, Conde-Pumpido hizo especial énfasis en la lucha antiterrorista y señaló que "el primer objetivo" de la Fiscalía será "erradicar todas las manifestaciones de violencia física y moral que tengan que ver con el terrorismo". "Quienes creen que la violencia es una solución no dejarán de aplicarla a su problema más grave: el cerco cada vez más estrecho con que les amenaza la Ley", aseguró el fiscal general del Estado que acto seguido avisó que los terroristas "seguirán consiguiendo lo mismo que han conseguido hasta ahora: la cárcel". "Esa es la norma de experiencia más segura de nuestro Estado de Derecho: los terroristas acaban en la cárcel", sentenció.

EL MENSAJE DE DÍVAR

Tras Conde Pumpido, tomó la palabra el gran protagonista del Acto de Apertura del Año Judicial, Calos Dívar. En su discurso el nuevo presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y el Tribunal Supremo también se refirió a la lucha contra ETA. y tuvo un emocionado recuerdo para "la última víctima de la barbarie terrorista", el brigada Luis Conde.

Tras expresar su "solidaridad" con su familia y señalar que "después de tantos años en la Audiencia Nacional" no se acostumbra al sufrimiento de las víctimas" cuyo pesar le acompaña "siempre", Dívar hizo un llamamiento a la sociedad española para que en esta lucha tengan "plena confianza" en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad "y por supuesto en los tribunales de justicia".