Crónica ETA.- Rubalcaba se compromete a eliminar todas las calles dedicadas a etarras "en poco tiempo"

Actualizado 04/09/2008 20:02:02 CET

- También promete revisar el Código Penal para "evitar" que los miembros de ETA en libertad puedan ofender a las víctimas

MADRID, 4 Sep. (OTR/PRESS) -

"En poco tiempo" no habrá ni en el País Vasco ni en Navarra ninguna calle dedicada a miembros de la banda terrorista ETA. Así lo aseguró ante el Senado el ministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba, que señaló que el Gobierno acometerá todas las reformas legislativas que sean necesarias para conseguir este objetivo que se incluirá en la futura Ley Integral de Víctimas del Terrorismo. Además, Rubalcaba también prometió una revisión del Código Penal para evitar que los terroristas que hayan cumplido condena no puedan infringir "ningún tipo de ofensa" las víctimas cuando queden en libertad.

"Creo poder afirmar que en cuestión de poco tiempo conseguiremos que no haya una sola calle dedicada a un terrorista en ningún pueblo de España", afirmó Rubalcaba durante su intervención en la Comisión de Interior del Senado, donde compareció para explicar las líneas generales de la actividad de su Ministerio durante el recién estrenado curso político.

El ministro señaló que en la actualidad hay vías jurídicas que permiten eliminar los nombres de terroristas de las calles como la Ley de Víctimas aprobada por el Parlamento vasco e informó de que la Delegación del Gobierno en Euskadi ha utilizado esta norma para solicitar cambios de nombres de calles a ocho ayuntamientos vascos, a los que se suman otras dos solicitudes a consistorios tramitadas por otra vía. Rubalcaba afirmó que es totalmente "razonable" que la normativa estatal también incluya esta prohibición para que "no se pueda hacer un disparate" como el de bautizar una vía con el nombre de un terrorista y se mostró convencido de que esta situación "no volverá a pasar".

En el apartado dedicado a la lucha contra ETA el titular de Interior prometió que el Gobierno acometerá "mejoras legislativas" destinadas no solo a eliminar las calles dedicadas a terroristas, una modificación que se incluirá en la Ley integral de Víctimas del Terrorismo, sino también para impedir que los terroristas que hayan cumplido condena puedan infringir alguna ofensa a sus víctimas tras su salida de prisión, para lo que habrá que revisar el actual Código Penal.

El Ejecutivo pretende así tener herramientas legales para evitar casos como el de Iñaki de Juana Chaos, que tras cumplir su condena iba a vivir en el mismo barrio en el que también residen varias víctimas de la banda. Aunque reconoció que la actual legislación es "muy estricta" y tiene previsiones para impedir estas acciones porque ha sido "endurecido" por cada uno de los sucesivos gobiernos, señaló que el objetivo es contar con el apoyo de todos los partidos para "mejorar, precisar y perfilar" el tratamiento que tienen las víctimas en relación con los terroristas que salen en libertad.

Rubalcaba reclamó el apoyo de todos los grupos parlamentarios para continuar mejorando la estrategia contra ETA desde la unidad de los demócratas y "una relación más profunda" en materia antiterrorista y señaló que la "fortaleza" sin fisuras del Estado de Derecho representa la "debilidad" de la banda. Además defendió la "estrategia coherente" seguida por el Gobierno en la lucha contra ETA, fortaleciendo al Estado y debilitando a la organización terrorista.

En este sentido destacó que en estos momentos el Estado cuenta con más policías, guardias civiles y medios que "nunca", la mejora de la legislación antiterrorista y la gran eficacia de los tribunales en la lucha contra el terrorismo. El ministro de Interior aseguró que la ruptura de la última tregua de ETA "no ha hecho sino deteriorar su posición y acelerar su final" y recalcó que su capacidad de "incidencia política" es "prácticamente inexistente".

GOLPES A LA CANTERA DE ETA

Durante su intervención en la Cámara Alta, Rubalcaba hizo especial hincapié en las últimas operaciones contra la kale borroka, la "verdadera cantera" de la que se nutre ETA y recordó que "una parte significativa" de los últimos etarras detenidos ha pasado por los "taldes" de terrorismo callejero. La lucha contra la kale borroka, apuntó el ministro tiene especial trascendencia porque "evita el crecimiento de la banda y la captación de nuevos miembros". En este punto recordó que la Policía y la Guardia Civil han desarrollado este año doce operaciones contra estos grupos, que se han saldado con 102 detenidos y han permitido esclarecer 137 acciones de violencia callejera.

También destacó la última gran operación contra ETA, la desarticulación del 'comando Vizcaya', su grupo más activo desde el fin de la tregua. Una acción que debilitó "aún más" a la banda por el elevado número de personas, las acciones que han sido evitadas y las esclarecidas, las infraestructuras etarras descubiertas y por "la abundancia e importancia" del material incautado. "Se ha logrado desarticular el comando operativo más activo de ETA y se ha hecho tan solo once meses después del inicio de su actividad", afirmó.

Rubalcaba destacó que tras este golpe es más evidente que que la banda terrorista se encuentra en la actualidad "más débil que nunca" y el Estado "está más fuerte que nunca" pero avisó de que ETA todavía puede hacer "mucho daño". "Sabemos que pueden hacernos aún mucho daño. Nos lo han hecho y no hace mucho. Hoy sabemos que sólo tienen un final y que no tienen opción alguna de alcanzar mediante la violencia ninguno de sus objetivos. Los etarras saben que, más pronto que tarde, tendrán que desistir ante la fuerza irreversible de la democracia", sentenció.

OTR Press

Luis Del Val

Jugar fuera de casa

por Luis Del Val

Antonio Pérez Henares

El ciudadano indefenso

por Antonio Pérez Henares

Rafael Torres

La inocencia de Torra

por Rafael Torres

Fermín Bocos

Otro pacto

por Fermín Bocos