5 de abril de 2020
 
Actualizado 11/06/2008 20:11:27 +00:00 CET

Crónica Gobierno.- Sáenz de Santamaría acusa al Gobierno de convertir el BOE en "un boletín semanal"

- De la Vega elude el cuerpo a cuerpo con la portavoz del PP y señala que si "quiere arrimar el hombro" sabe donde encontrarles

MADRID, 11 Jun. (OTR/PRESS) -

La portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Soraya Sáenz de Santamaría, reprochó hoy al Gobierno su escasa actividad desde que se inició la Legislatura, que se ha reflejado en un parón de los proyectos de ley que el Consejo de Ministros remite a la Cámara Baja. "Basta echar un vistazo al BOE, si no fuera por el capítulo de autoridades y personal, podrían convertirlo en una publicación semanal", ironizó la dirigente popular. La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, se limitó a responder que si el PP quiere "arrimar el hombro" sabe dónde encontrar al Ejecutivo: "arreglando los problemas de los españoles".

"Los transportistas están en huelga, los agricultores en la calle, la flota pesquera amarrada, las estanterías de los supermercados vacías y los coches sin gasolina ¿cuándo piensan dar por iniciada la legislatura y ponerse a trabajar", le espetó la portavoz del PP a la vicepresidenta del Gobierno durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados. Pocos minutos antes, todas las cámaras se centraban en Sáenz de Santamaría por la fiesta de cumpleaños improvisada que sus compañeros de partido le organizaron en uno de los despachos del Hemiciclo; con tarta incluida.

La portavoz del PP recordó que en estos dos meses el Gobierno sólo ha enviado a la Cámara cuatro proyectos de ley, tres de ellos "hechos en Bruselas" -el que autoriza la ratificación del Tratado de Lisboa, el relativo a la ejecución en la UE de resoluciones que impongan sanciones pecunarias, entre otros- y dos decretos, uno con medidas económicas que "han servido para poco", y otro para un trasvase que ya ha sido derogado. "La inactividad del Gobierno es más que patente, basta echar un vistazo al BOE que, si no fuera por el capítulo de autoridades y personal, podrían convertirlo en una publicación semanal", le espetó Sáenz de Santamaría.

Por contra, aseguró que ha sido el PP el que ha planteado en las Cortes Generales los asuntos que preocupan a los ciudadanos y citó, en concreto, las iniciativas de índole económica, educativa y de Justicia que el PP ha defendido en las últimas semanas. Además, explicó a De la Vega que "ganar las elecciones" no es "un premio", sino que obtener la confianza de los ciudadanos implica ejercer responsabilidades. "Si hubiera sido por el Gobierno, en el Congreso sólo se habría hablado en este tiempo del tamaño de la papeleta del Senado y del teléfono de la masculinidad", remachó Sáenz de Santamaría, que se llevó una larga ovación de su partido.

DE LA VEGA NO SE RECICLA

Sin embargo, la vicepresidenta del Gobierno eludió en todo momento el 'cuerpo a cuerpo' con Sáenz de Santamaría y utilizó -como en anteriores sesiones de control al Ejecutivo- un tono muy distinto al que empleaba cuando el portavoz del PP era Eduardo Zaplana y hacía tándem con el secretario general del partido, Angel Acebes. Con todo, la vicepresidenta del Gobierno contraatacó subrayando que el Ejecutivo ha remitido ahora a la Cámara Baja más proyectos de los que el PP envió en el mismo periodo tras las elecciones de 1996 y que los ministros han comparecido en el Congreso con más celeridad que nunca, también desde 1996.

De la Vega replicó que el Gobierno ha inyectado 10.000 millones en la economía para reactivarla, que va a llegar a un acuerdo con los transportistas, que está garantizando la seguridad de los ciudadanos, pese al lamentable fallecimiento de un piquete que tuvo lugar ayer, y que está garantizando el abastecimiento. "Estamos gobernando", resumió, a lo que Sáenz de Santamaría recomendó a De la Vega que "recicle" sus argumentos porque resultan "muy previsibles", al tiempo que remarcó que, de tanto repetir que no hay crisis, ni paro, ni problemas, el Gobierno ha llegado a creérselo y que es por eso por lo que no trabaja.

"No gobiernan y no hacen nada cuando hay mucho por hacer y eso es una irresponsabilidad. No presuman de haber ganado, sino de lo que están dispuestos a hacer", insistió la portavoz popular. La vicepresidenta, por su parte, recordó que la confianza se revalida cada cuatro años, pero "se va ganando día a día" y si el PSOE lo hizo es porque trabaja diariamente para "mejorar la vida de los ciudadanos". En este sentido, mencionó la moción del PP sobre el precio de los hidrocarburos que el Congreso aprobó anoche por unanimidad y garantizó que, pese a las "normales discrepancias" entre ambos, si los populares quieren "arrimar el hombro de verdad" encontrarán al Gobierno donde "ha estado siempre", es decir, intentando resolver "los problemas de los ciudadanos".