Crónica Sanidad.-Un test sobre determinados biomarcadores moleculares en sangre podría detectar precozmente el Parkinson

Actualizado 12/03/2008 20:22:04 CET

- Actualmente esta dolencia se diagnostica solo en función de síntomas clínicos difíciles de evaluar

NUEVA YORK, 12 Mar. (OTR/PRESS) -

La revisión de ciertos biomarcadores moleculares, que se encuentran en la sangre, podrían convertirse en una forma de detección precoz del Parkinson, según los científicos del 'Weill Cornell Medical College" de Nueva York, quienes consideran muy importante este descubrimiento ya que permite que, tras un diagnostico precoz, se pueda ir viendo el desarrollo de la enfermedad y poder tratarla con antelación. Actualmente, el Parkinson se detecta en función de síntomas clínicos, y en ocasiones se producen errores de diagnóstico por su dificultad de evaluación.

Para poder llegar hasta este punto, los investigadores norteamericanos analizaron el perfil metabolómico (estudio de los cambios en miles de pequeñas moléculas que se encuentran en los tejidos y fluidos que se alteran cuando existe una perturbación genética o ambiental) de afectados por esta enfermedad y pudieron demostrar que éste es distinto con respecto a las personas que no padecen la enfermedad degenerativa. Fue entonces cuando, según publicaron en un artículo del diario 'Brain', recogido por otr/press, decidieron llevar a cabo una prueba que mide los niveles de varios biomarcadores en sangre, mediante los cuales puede llegarse a un diagnóstico prematuro de este padecimiento.

Actualmente, el Parkinson se diagnostica en función de síntomas clínicos y no existe ningún test biológico. Este sistema de detección, según dicen los expertos, nunca alcanza, ni en el mejor de los casos, una precisión superior al 90%. "Esto ocasiona problemas", declaró el doctor Flint Beal, "pues el 10% restante de los pacientes, que pueden estar afectados por otras enfermedades, como atrofia multisistema o parálisis supranuclear progresiva, acaban siendo tratados con fármacos para el Parkinson y no el tratamiento que realmente necesitarían".

De esta forma, señalan, un test de detección precoz de la enfermedad sería de gran valor para evaluar a las personas que presentan un riesgo elevado de desarrollar la enfermedad, sea por historia familiar o por otros factores. La nueva prueba se basa en el perfil metabolómico del paciente, comparando muestras de sangre de 66 pacientes con las de 25 controles de personas sanas.

CONTINÚA LA INVESTIGACIÓN

Tras este estudio descubrieron que las diferencias detectadas entre los factores metabolómicos es que los afectados presentan un bajo nivel del antioxidante; un aumento de los niveles de sangre de otro antioxidante o de glucosa, entre otros. Ante estos síntomas se aplicó un oxidante conocido como 8-OHdG, que junto a otros compuestos "identificó la enfermedad de Parkinson con la gran exactitud" señala Beal, aunque reconoce que esta prueba podría ser usada rutinariamente por doctores, aunque está todavía unos años de distancia.

Y es que las investigaciones aún no han terminado, "actualmente se está ampliando el tamaño de la muestra y estudiamos a la gente en intervalos sucesivos, ver si esta prueba también pudiera servir como una prueba patrón para la progresión de enfermedad" señala el estudio.