Crónica Suceso.-((Actualiza la anterior con datos del detenido))

Actualizado 05/09/2008 0:29:52 CET

Detenido en la Península un coreano como autor de la muerte de la niña de esa nacionalidad en Las Palmas - El caso continúa bajo secreto sumarial y el arrestado será puesto a disposición judicial mañana

LAS PALMAS/MADRID, 4 Sep. (OTR/PRESS) -

La Policía Nacional detuvo en la Península a un ciudadano coreano como presunto autor de la muerte de In-Sil Oh, una niña de 11 años y de la misma nacionalidad que el pasado sábado apareció acuchillada en su domicilio de Las Palmas de Gran Canaria, según informó la Jefatura Superior de Policía de Canarias en un comunicado. El caso se encuentra bajo secreto por lo que se desconoce muchos datos de esta investigación y sólo se ha hecho pública la identidad del arrestado, que se trata de Sang Ok Lee y que fue detenido cuando se dirigía en un autobús a Granada. Mañana será puesto a disposición judicial.

Agentes de la Brigada Provincial de la Policía Judicial de Las Palmas, en colaboración con la Comisaría General de Policía Científica y la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) Central de la Comisaría General de Policía Judicial, han llevado a cabo la única detención hasta el momento relacionada con este caso. El juez del Juzgado de Instrucción número 1 de la ciudad, Alberto Puebla, ha decretado secreto de sumario, por lo que sólo se conoce que el detenido es un hombre de nacionalidad coreana de nombre Sang Ok Lee y que fue detenido cuando viajaba en un autobús con destino a Granada. Lee, pasará mañana a disposición judicial, según señalaron fuentes de las fuerzas de seguridad y será imputado de homicidio, agresión sexual y robo con violencia, todos estos cargos "directamente relacionados" con el fallecimiento de la niña.

Según la Policía Nacional, este arresto sólo es el principio de una posible trama, ya que la investigación sobre el crimen se mantiene abierta. Un equipo de las fuerzas de seguridad se ha hechos cargo de este suceso desde el pasado fin de semana, justo tras la muerte de la niña coreana que falleció durante la noche del pasado sábado "acuchillada" en el barrio de la capital gran canaria de La Isleta en el interior de su vivienda. En el momento en que fue hallado el cadáver, la pequeña se encontraba en una de las habitaciones de la casa y fue descubierta por su padre que había pasado el día trabajando en su negocio, un comercio que se encontraba en los bajos del edificio.

BAJO SECRETO SUMARIAL

Dentro del secreto de sumario se encuentra también el resultados de la autopsia que se practicó a la niña el pasado lunes, así como otros datos concretos de la muerte de la menor. De este modo no se han confirmado las especulaciones que señalan que el asesino era amigo de la familia y si el asesino entró por la fuerza o fue la joven la que le abrió la puerta desconociendo sus intenciones. Algunos vecinos de la zona, conmocionados por los hechos, señalaron que "es casi imposible que alguien entre en el inmueble" en el que residía la familia de la víctima "sin ser visto".

Al parecer, explicaron, se trata de un casa de dos pisos, en el bajo se encuentra el negocio, en el que se despachan productos coreanos, mientras que la planta superior acoge la vivienda, por lo que sería necesario que el agresor entrara por la tienda cuando subió a cometer el crimen.