El proyecto Ciudad 2020 lleva el "sensor ciudadano" a las smart cities

Actualizado 17/12/2013 21:27:20 CET
INDRA

MADRID, 3 Oct. (Portaltic/EP) -

En estos últimos años, la principal preocupación de empresas, administraciones y ciudadanos es conseguir un mundo más sostenible y adaptado a las nuevas exigencias del siglo XXI. Por ello, las nuevas tecnologías y la innovación aplicadas a la movilidad, la energía, el medioambiente o los servicios para el ciudadano son los principales ingredientes para la creación de las ya denominadas "Smart Cities" o ciudades inteligentes.

Indra es una de las multinacionales españolas más involucradas en hacer realidad estas ciudades del futuro de la forma más rápida y a su vez cómoda para los usuarios. La multinacional española de consultoría y tecnología cuenta con varios proyectos en desarrollo relacionados con el avance de las ciudades inteligentes. Uno de ellos, Ciudad 2020, cobra especial relevancia estos días por su participación en la Feria GreenCities& Sostenibilidad, que se celebra en Málaga del 2 al 3 de octubre.

Indra está presentando en esta feria los primeros resultados de Ciudad 2020, cuyas innovaciones están empezando a probarse en las ciudades de Málaga, Zaragoza y Santander. Además de liderar el proyecto, Indra está principalmente involucrada en el diseño de un modelo de transporte sostenible y eficiente. Una de las principales novedades en este ámbito es la incorporación de las redes sociales como fuentes de información para los sistemas inteligentes de transporte (ITS).

"Las redes sociales pueden aportar información muy valiosa para implementar políticas y servicios de movilidad en la ciudad, ya que ofrecen datos que complementan los procedentes de los sistemas tradicionales y alcanzan lugares en los que estos no están presentes", tal y como asegura la coordinadora del proyecto en Indra, Mercedes Badillo.

Además de Indra, líder del proyecto, participan las empresas Ferrovial Agroman, Atos, Fagor Electrónica, GFI Informática, Fractalia, Daedalus, Tekia e Isoco. Indra coordina la actividad de todos los socios y colabora con el resto de empresas en la integración de servicios en todos los ámbitos de actividad de la ciudad, enfocándolos en el ciudadano. Estos servicios y soluciones orientados al ciudadano se integrarán sobre una plataforma tecnológica básica basada en los paradigmas del Internet de Futuro y el Internet de las cosas.

EL CIUDADANO COMO "SENSOR"

Una de las líneas más innovadoras del proyecto Ciudad 2020 que se ha llevado a cabo durante este último año en estas tres ciudades es la visión del ciudadano como "sensor", capaz de generar una enorme cantidad de datos a través del uso que hace de las infraestructuras urbanas, de las aplicaciones móviles o de las redes sociales.

Los ciudadanos son los principales participantes en las ciudades y, por lo tanto, han de ser incluidos en la gestión de las 'Smart Cities'. Por ello, el proyecto Ciudad 2020 ha adoptado una visión doble del ciudadano: por un lado como principal usuario de los servicios ofrecidos por las ciudad, cuya experiencia puede ser mejorada gracias al paradigma de las ciudades inteligentes y, al mismo tiempo, como sensor proactivo de la ciudad, capaz de generar enormes cantidades de datos a través de sus interacciones con las infraestructura (por ejemplo, al validar un billete de transporte) y a través de plataformas de "social media" (como Twiter o Foursquare).

"Esta nueva aproximación del ciudadano como sensor es lo que en Ciudad 2020 se denomina "sensor ciudadano". Un modo innovador de capturar información heterogénea de alto nivel, muy descriptiva y de gran valor añadido, sobre todo, si se observa de forma agregada", afirma Badillo.

La información capturada por el "sensor ciudadano" es integrada en Ciudad 2020 con otras fuentes de captura de datos más tradicionales como son las redes de sensores inalámbricas (WSN). En esta línea se está desplegando en la ciudad de Santander una red de nodos inalámbricos para la monitorización de parámetros medioambientales, que controlan los niveles de CO2 o de contaminación acústica, que permitirá la creación de servicios como una herramienta de generación de alertas de contaminación, basadas en modelos de predicción. Además también se está trabajando en el despliegue de redes inalámbricas de monitorización de edificios y espacios públicos para mejorar la eficiencia energética de estas infraestructuras.

CIUDADANOS ACTIVOS EN REDES SOCIALES

Málaga, Zaragoza y Santander han sido las ciudades elegidas para realizar las primeras pruebas de este proyecto. Aunque las innovaciones desarrolladas en el proyecto Ciudad 2020 puede aplicarse a cualquier ciudad de la geografía española, estas tres ciudades tienen un punto en común: la gran actividad de los ciudadanos en las redes sociales.

Estas ciudades presentan escenarios idóneos para evaluar el valor de la utilización de las redes sociales como sensor social ("sensor ciudadano"), por el gran número de usuarios activos en las redes sociales. Esto ha permitido realizar varias pruebas para estudiar la ciudad y los ciudadanos en términos de movilidad y comportamiento. También se ha tenido en cuenta que son ciudades españolas de tamaño medio muy activas dentro del movimiento de las ciudades inteligentes.

Ya se están empezando a desplegar en Santander, Málaga y Zaragoza diferente pilotos para probar estos servicios y aplicaciones que impulsan una movilidad sostenible y eficiente, como por ejemplo, una herramienta que permite calcular las mejores rutas combinando varios medios de transporte público o privados, así como una red de sensores inalámbricos destinada a monitorizar las plazas de aparcamiento.

Además, las nuevas aplicaciones de transporte, energía o medioambiente se ofrecerán a los ciudadanos bajo un marco de referencia que servirá de elemento integrador para los nuevos servicios de la ciudad adaptándose al perfil del ciudadano.

LAS SMART CITIES EN INDRA

El proyecto Ciudad 2020, una de las primeras iniciativas de investigación del Programa INNPRONTA del CDTI, no es el único desarrollado por la multinacional Indra en el marco de las denominadas ciudades inteligentes. Ciudad 2020 complementa otras iniciativas de I+D+i relacionadas con el diseño y construcción de las Smart Cities en las que Indra está involucrada, entre las que se puede destacar el proyecto europeo Arrowhead, orientado al desarrollo de tecnologías para la prestación de servicios avanzados en las ciudades del futuro.

Además, tal y como comenta la coordinadora del proyecto, Mercedes Badillo, los conocimientos adquiridos en Ciudad 2020 permiten a Indra incorporar elementos innovadores en proyectos reales fuera del ámbito del I+D. Un ejemplo de caso de éxito es el proyecto de movilidad inteligente realizado por Indra enMedellín, ciudad que recibió el International Sustainable Transport Award 2012.