Actualizado 31/03/2017 10:21

Por qué es importante hacer una copia de seguridad de tus archivos digitales

   MADRID, 31 Mar. (EDIZIONES/Portaltic) -

   La seguridad y la privacidad a la hora de utilizar Internet son esenciales. Por todos es sabido que la red tiene multitud de peligros ante los cuales hay que estar atentos, como es el robo de datos personales, usuarios y contraseñas, o incluso el de los archivos que guardamos en el ordenador, en la tableta o en el teléfonos móvil.

Las fotos del cumpleaños de la niña, el viaje a Atenas, el vídeo de las vacaciones familiares en la playa, el trabajo de final de grado para la universidad... Las personas guardamos cientos de documentos en nuestros aparatos personales y el robo de los mismos llega a ser bastante traumático.

Además, los archivos no solo desaparecen porque alguien accede a ellos y los inhabilita a cambio de una cifra económica (estos y otros delitos del estilo ya os los hemos explicado en este reportaje), sino que también puede ocurrir que los eliminemos sin querer, que perdamos el dispositivo o que se nos rompa y no seamos capaces de recuperarlos.

Para evitar dramas innecesarios, una solución bastante efectiva es hacer un 'backup' o copia de seguridad. Esta práctica consiste en hacer un guardado de los documentos para que no se nos pierdan y que podamos acceder a ellos de una u otra forma si tenemos algún problema.

El día 31 de marzo se celebra el Día Mundial del Backup para concienciar a la gente de lo beneficiosa (y casi esencial) de esta práctica. En Portaltic hemos preparado una pequeña guía con consejos e información útil para incorporar esta copia de seguridad a nuestro día a día y que no se nos pierdan nunca nuestras fotografías, vídeos o documentos más queridos o necesarios.

POR QUÉ HAY QUE HACER UN BACKUP DE FORMA REGULAR Y QUÉ IMPLICA

Hacer un ‘backup’ no es “hago mi copia ahora y me olvido hasta dentro de un año” porque eso sirve de más bien poco. Los guardados de seguridad hay que realizarlos periódicamente para que surtan efecto porque los documentos se pueden perder de un día para otro, así que hay que minimizar los posibles daños.

Realizar esta copia de manera más o menos o periódica depende de cada uno. Hay quienes por motivos laborales necesitan guardar un duplicado de sus archivos casi a diario (cuando está en juego perder un proyecto grande, cinco minutos de nuestro tiempo no son nada); otros, en cambio, con guardar las imágenes tomadas justo en el momento en que se sacan tienen suficiente (cumpleaños, excursiones, días en familia, viajes, etc.).

Lo mejor es que mires qué tipo de usuario eres y adaptes tus guardados a eso. Aún así, un tiempo más que razonable para hacer una copia de seguridad es una vez a la semana, por ejemplo el último día o el primer día de la siguiente, de tal manera que todo lo almacenado en esos 7 días esté seguro.

No nos vamos a cansar de repetirlo nunca: emplear 10 minutos de tu tiempo cada domingo, por ejemplo, y asegurarte de que todo está sano y salvo no es nada si lo comparas con el disgusto de después (y el dinero que puede llegar a costar que otros intenten recuperar la información).

Para hacer un ‘backup’ no necesitas mucho. Tanto si quieres hacer el guardado de tu ordenador o de tu teléfono, basta con que tengas otra unidad de almacenamiento accesible y, como mucho, un par de cables para conectar las cosas entre sí. Por lo demás, no es más que copiar y pegar las cosas de un lado a otro.

Recuerda que no tienes que borrar los archivos de su origen, sino que lo que estás haciendo es un duplicado de los mismos por si se extravían.

CONSEJOS PARA HACER EL ‘BACKUP’

Dependiendo del volumen de tus archivos, la copia necesitará más o menos espacio en la unidad de destino, por lo que esto es algo a tener en cuenta a la hora de llevarlo a cabo. Un disco duro externo, otro ordenador, almacenamiento en la nube, un USB, DVDs Todo es válido siempre que quepa aquello que quieras duplicar.

Más información

Si el ‘backup’ es para un teléfono móvil, un movimiento bastante bueno es hacer dos copias: una en otro ordenador para después pasarla a un disco duro y la segunda aprovechando la nube. iOS trae de fábrica espacio en iCloud; en Android puedes utilizar servicios como Google Drive o Google Photos. También puedes echar mano de Dropbox o de cualquier otro servicio que conozcas – incluso puedes combinar algunos si quieres tener en cada “nube” un tipo de archivo diferente para organizarte mejor -.

Si estás haciendo el guardado de tu ordenador, también puedes aprovecharte de otra unidad de almacenamiento o de los servicios en la nube, aunque quizá aquí sea más productivo utilizar un disco duro externo directamente porque se tiende a acumular un mayor volumen de datos en un ordenador que en un móvil.

Sea como fuere, lo recomendable es que tener, al menos, un sitio donde solo y exclusivamente guardes copias de seguridad, de manera que no sea algo que utilices para el uso normal y tenga menos posibilidades de infectarse o romperse. Lo mejor es tener varias copias de seguridad en lugares diferentes, por si las moscas, que con la tecnología nunca se sabe. Al menos una vez al mes haz un mantenimiento del espacio de almacenamiento donde está el ‘backup’, tanto limpiando documentos como con otras cosas como mirar la salud del disco duro y ver que todo funciona correctamente.

Otro consejo es que no escatimes en espacio a no ser que lo tengas muy claro. Afirmaciones como “esto no me va a hacer falta” pueden salirnos muy caras: es mejor que guardes todo, al menos, durante un tiempo, e ir haciendo limpiezas también periódicas para no acumular demasiada basura.

De utilizar diferentes dispositivos u opciones para guardar las cosas, nombralas bien para que no queden cabos sueltos y no cometas el riesgo de que se te pierda algo. Organiza bien todo en carpetas, no dejes los archivos sueltos por pereza de emplear 5 minutos más en ser meticuloso, que luego te costará encontrar todo mucho más. Si eres viajero, realiza las copias de seguridad en algún sitio donde puedas acceder de manera remota, para que estés donde estés tengas todo siempre a mano.