La Administración Pública aportó el 57% de ingresos corrientes de la enseñanza concertada y privada en el curso 2020-21

Archivo - Colegio, aula, primaria, clase, niño, niña, niños, estudiando, estudiar, deberes, nuevas tecnologías, tablet
Archivo - Colegio, aula, primaria, clase, niño, niña, niños, estudiando, estudiar, deberes, nuevas tecnologías, tablet - EUROPA PRESS - Archivo
Publicado: lunes, 28 noviembre 2022 15:06

   MADRID, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La Administración Pública aportó el 57% de los ingresos corrientes de los centros de educación privada no universitaria y el 2,8% de los universitarios en el curso 2020-2021, similar al curso 2014-2015, cuando se realizó la edición anterior.

   Según la 'Encuesta de Financiación y Gasto de la Enseñanza Privada Curso 2020-2021', publicada este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la educación privada obtuvo un resultado de explotación de 756 millones (+27%).

   En el caso de los resultados por alumno, aumentaron un 4,6% en la educación no universitaria (hasta 151 euros por alumno) y un 23,7% en la universitaria (hasta 742 euros por alumno).

   La enseñanza no universitaria privada generó el 54,2% de los resultados de explotación y la universitaria el 46,2%. En la edición anterior la distribución fue del 64,7% y del 35,3%, respectivamente.

   La educación privada no universitaria supuso un coste medio en cuotas para los hogares de 1.421 euros por alumno en el curso 2020-21. Por su parte, el coste medio de la enseñanza privada universitaria fue de 5.604 euros.

   En concreto, la enseñanza privada no universitaria obtuvo un resultado positivo de 408 millones de euros en el curso 2020-2021, un 6,5% más respecto al curso 2014-2015. Además, los ingresos corrientes que percibieron se situaron en 12.533 millones (4.621 euros por alumno, frente a los 4.138 del curso 2014-2015).

   De este modo, el 57% de los ingresos corrientes procedieron de la Administración Pública, el 40,4% de las cuotas pagadas por los hogares y el 2,6% restante de transferencias o de otros ingresos privados (donaciones, pagos de asociaciones de padres, concesiones de servicios). Esta distribución fue similar a la del curso 2014-2015.

   Las subvenciones públicas aportaron una media de 2.632 euros por alumno, un 17,3% más. Por comunidades autónomas, la subvención más elevada se dio en País Vasco (4.174 euros) y Navarra (3.607), mientras que los niveles más bajos se vieron en Madrid (2.138 euros) y Canarias (1.687).

   Por su parte, las cuotas anuales que pagaron los hogares al centro alcanzaron una media de 1.868 euros por alumno. Por comunidades autónomas, Cataluña (2.832 euros), Madrid (2.720 euros) y Canarias (1.859) fueron las que más pagaron, frente a Extremadura (481 euros) y en Melilla (288) y Ceuta (66).

   Por nivel educativo, la principal aportación de los hogares se dio en el Bachillerato, con 3.849 euros, frente a los 1.343 euros que aportó el sector público. En Educación Infantil de primer ciclo los hogares aportaron 2.462 euros de media, frente a 824 del sector público.

   En el resto de niveles educativos, la financiación pública tuvo mayor peso, principalmente en las Enseñanzas de FP Básica y similares (con 4.628 euros, frente a 780 de los hogares) y en la Enseñanza Secundaria Obligatoria (3.337 euros de media, frente a 1.687 de los hogares).

   Asimismo, los gastos corrientes de los centros educativos de enseñanza privada no universitaria ascendieron a 12.124 millones, lo que supuso 4.471 euros por alumno, frente a los 3.901 del curso 2014-2015. En este sentido, el 71,6% de los gastos se destinó a retribuciones del personal, el 27,8% a gastos en bienes y servicios y el 0,6% al pago de impuestos. Los gastos de personal más bajos se dieron en la Educación infantil (2.343 euros por alumno) y los más elevados en las enseñanzas de Formación Profesional (FP) Básica y similares (4.574 euros por alumno).

   Los mejores resultados por alumno se obtuvieron en las Enseñanzas profesionales de grado superior y de grado medio (con 434 y 271 euros, respectivamente) y en el Bachillerato (196). Por el contrario, en la Educación infantil de primer ciclo los resultados corrientes por alumno fueron negativos (-180 euros).

   En centros concertados cursaron un total de 2.198.212 alumnos (el 81% del alumnado de centros de enseñanza privada), de los cuales, el 92,9%, acudió a aulas concertadas y el 7,1% a aulas no concertadas. La Administración Pública subvencionó el 73,9% de los gastos corrientes de los centros concertados.

   En los centros no concertados este porcentaje fue del 2,1%. Los centros no concertados obtuvieron unos resultados corrientes de 399 euros por alumno, con un incremento del 8,1% respecto al curso 2014-2015. En los centros concertados, los resultados corrientes fueron de 93 euros por alumno, un 2,1% menos.

   Los centros no concertados tuvieron unos gastos corrientes de 4.958 euros por alumno y unos ingresos de 5.357 euros. Por su parte, en los concertados, los gastos por alumno fueron de 4.356 euros y los ingresos de 4.449, presentando diferencias según si el aula es concertada o no.

SERVICIOS COMPLEMENTARIOS

   La encuesta indica que los hogares abonaron por servicios complementarios 1.213,5 millones, lo que supuso el 9,7% de los ingresos (el 8,5% en centros concertados y el 13,8% en los no concertados). De esta cifra el 75,5% correspondió al comedor, el 7,8% al transporte, el 2,7% al cuidado de niños antes o después del horario escolar, el 1,1% a residencia y el 13% a otros servicios como 'tupper escolar', gabinete psicopedagógico, enfermería. Las administraciones públicas proporcionaron 122 millones de euros en subvenciones destinadas a estos servicios.

   El servicio complementario más demandado fue el de comedor, con 986.516 usuarios (el 36,4% de los alumnos), mientras que el cuidado infantil tuvo 122.686 usuarios (el 5% de los alumnos) y el transporte 116.785 usuarios (el 4,3%).

   Los hogares abonaron por el servicio de comedor una media por usuario de 899 euros en centros concertados y de 1.003 euros en los no concertados; por cuidado infantil, 259 euros en los centros concertados y 282 en los no concertados; y por transporte, 633 euros en los concertados y 1.081 en los no concertados. En todos estos casos los importes pagados por los hogares fueron similares a los del curso 2014-2015.

EFECTOS DEL COVID-19

   Los ingresos y los gastos por alumno fueron inferiores en el periodo de las restricciones del año 2020. Los ingresos fueron un 15,6% menores (10% en centros concertados y 32,6% en centros no concertados) y los gastos corrientes un 14% menores (8,9% en centros concertados y 30,9% en los no concertados).

   La diferencia de ingresos por usuario más elevada se produjo en el servicio de Residencia, con 2.686 euros en el periodo de restricciones de movilidad de 2020, frente a 5.464 euros del periodo que ya no las había (un 50,8% menos).

   En el servicio de Comedor se obtuvieron unos ingresos por alumno de 701 euros, frente a 1.060 euros (un 33,8% menos); en Transporte, 655 euros, frente a 903 euros (un 27% menos); y en Cuidado infantil, 233 euros frente a 281 euros un (17,7% menos).

   En relación con la enseñanza privada universitaria (integrada por universidades privadas y centros privados adscritos a universidades públicas), obtuvo un resultado positivo de 346 millones en el curso 2020-2021, un 64,5% más.

   Además, el número de alumnos aumentó un 34,5% y los beneficios por alumno se situaron en 742 euros (+20,5%), casi cinco veces más que los de la enseñanza no universitaria.

   El 95,3% de los ingresos corrientes de la enseñanza universitaria procedieron de los pagos de los hogares. Los ingresos corrientes se situaron en 6.164 euros por alumno, de los que 5.604 procedieron de las cuotas abonadas por los estudiantes. Los gastos corrientes ascendieron a 5.421 euros por alumno.

   La educación privada universitaria supuso un coste medio de 6.235 euros para los estudios de grado, de 5.577 euros para máster y doctorados y 3.142 para estudios propios. En los últimos 10 años, los gastos medios se han incrementado un 18,7%, de media.

   Por tipo de estudio, los de grado han crecido un 36,7%, mientras que los de máster oficial y los de estudios propios han caído un 23,3% y un 25,5%, respectivamente.

Más información