Celaá afirma que el Gobierno va a "combatir" el "mercadeo con centros educativos" en algunos sectores de la concertada

Colegio, aula, primaria, infantil, clase, niño, niña, niños, lápiz, lápices
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 14/11/2018 19:54:13CET

   MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha afirmado este miércoles que el Gobierno va a "combatir" el "mercadeo con centros educativos" que se produce en algunos sectores de la concertada, aunque ha negado que exista "ningún ataque frontal" desde el Ejecutivo hacia los centros que "cumplen con los fines sociales".

   "Este Gobierno no hace ningún ataque frontal a la concertada, pero no admite el mercadeo con centros educativos. Eso lo vamos a combatir", ha afirmado Celaá en la Comisión de Educación y Formación Profesional del Senado en respuesta al senador de Ciudadanos Luis Crisol.

   "Tratar de diversificar un negocio a través de la compraventa de centros educativos en los cuales, por una parte, se están consiguiendo fondos públicos y, al mismo tiempo, se pretende llenar la cuenta de resultados, eso lo vamos a combatir", ha añadido la ministra negando que exista en el Ejecutivo animadversión contra la enseñanza concertada.

   Según Celaá, "esa concertada que lleva tiempo instalada en el país" y "que cumple los fines sociales sabe que con este Gobierno, igual que con los anteriores, ha tenido capacidad de acuerdo".

   La ministra ha comparecido este miércoles por primera vez en la Comisión de Educación y Formación Profesional del Senado, donde ha repasado las medidas que ha puesto en marcha desde que asumió la cartera y los proyectos de su gabinete a corto plazo, como la reforma de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) para "derogar los aspectos más lesivos" de la también llamada 'ley Wert', y su propósito de colocar la FP "al nivel de los países europeos".

   "Cuando comencé mi mandato sabía que eran muchos e importantes los retos a los que nos enfrentábamos, pero no hemos desaprovechado ni un minuto de nuestro tiempo", ha defendido Celaá al hablar de sus cinco meses al frente del Ministerio, haciendo un ofrecimiento al "diálogo" a los grupos de la oposición.

PP CRITICA LA FALTA DE DIÁLOGO

   El mensaje de Celaá ha sido cuestionado por la senadora del PP Ana María González. "De usted me esperaba más diálogo, de verdad", ha dicho la portavoz popular en la Comisión, acusando a la ministra de querer modificar la LOMCE "sin diálogo ni pacto alguno" contradiciendo el programa electoral del PSOE, en el que figuraba, según González, la promesa de "alcanzar un acuerdo político y social mediante el diálogo con todos los sectores de la comunidad educativa".

   La senadora del PP también ha criticado al Gobierno de Sánchez por "haber renunciado a ejercer sus competencias en educación", al considerar la propuesta de devolver la regulación del uso de la lengua cooficial a las comunidades autónomas de "cesión a sus socios nacionalistas". Además, ha calificado la posibilidad de que se puede titular Bachillerato con una asignatura suspensa como una "idea descabellada".

   En su respuesta a la senadora popular, Celaá ha recordado al PP que la LOMCE fue aprobada en 2013 "sin diagnóstico y sin hablar con nadie", y la ha tildado como "la mayor voladura de cualquier pacto educativo". Sin embargo, ha reiterado su voluntad de llegar a acuerdos. "Queremos el pacto educativo", ha dicho la ministra.

   "Hay mucha más proporción en el sistema educativo español de concordancia que de discrepancia", ha asegurado Celaá para afirmar que el sistema educativo "es estable" a pesar de la sucesión de leyes durante la democracia.

   Desde otros grupos, la petición lanzada a Celaá ha sido la derogación. "No es suficiente con derogar parte del articulado o modificarlo", ha afirmado Pilar Lima de Unidos Podemos. "La LOMCE ha provocado una ruptura del sistema educativo", ha añadido Mirella Cortès de ERC. "Para nosotros la derogación de la LOMCE es importante. Atenta directamente contra el sistema educativo catalán", ha dicho Joan Bagué, del PDeCAT.

Contador