Greenpeace denuncia la imprudencia de la nueva Ley de Costas en zonas inundables

Coche dañado en las inundaciones de Pueblo Laguna. Vera
EUROPA PRESS
Actualizado 01/10/2012 16:31:53 CET

MADRID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

Greenpeace ha denunciado "la imprudencia y el coste económico y social" que supondrá la nueva Ley de Costas en zonas inundables, al tiempo que ha criticado la actitud del Gobierno "al permitir consolidar viviendas e industrias en estas franjas sin cuantificar los riegos y consecuencias", tras la inundaciones acaecidas en muchos tramos del litoral andaluz, valenciano y murciano.

La organización explica que el nuevo anteproyecto de Ley de Costas, que según sus cáculos será aprobado "muy posiblemente" este viernes 5 de octubre en Consejo de Ministros, "pretende modificar todo el deslinde de la costa española para excluir del dominio público marítimo-terrestre las zonas que no se hayan inundado por lo menos cinco veces en los últimos diez años".

En concreto, Greenpeace subraya "las graves consecuencias" del nuevo anteproyecto de Ley. En este sentido, señala que de forma "imprudente" no se considera la subida del nivel del mar prevista en los próximos 75 años debido al cambio climático, "se alargan" concesiones privadas en primera línea del mar y, además, permite la construcción de viviendas en zonas inundables "cuando en diez años no hayan sido alcanzadas por el agua al menos cinco veces".

Asimismo, la organización informa de que entre los "numerosos" tramos inundables se encuentran la playa de Vera (Almería), que este fin de semana ha sufrido fuertes inundaciones; y la playa de Chilches (Castellón).

De esta forma, Greenpeace apunta que en estas playas, al ser zonas donde los ayuntamientos permiten construir entre los ríos que desembocan en el mar, se "agravan enormemente" las consecuencias de lluvias torrenciales.

Por último, Greenpeace ha denunciado que el Gobierno no recoge en este anteproyecto "ninguna" de las alegaciones presentadas por la organización. Asimismo, critica que en la contestación recibida por el Ministerio no se resuelve la "base fundamental" del nuevo proyecto de Ley de Costas, que considera la costa como un recurso económico, en manos privadas y donde quedan "excluidas" aquellas zonas que no pueden ser explotadas económicamente.