Actualizado 16/05/2013 23:01 CET

'Escrache' contra la ley del aborto en casa de Gallardón

Escrache en la casa de Gallardón contra la Ley del Aborto
Foto: EUROPA PRESS

   MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

   Unas 300 personas, la mayoría mujeres, han protestado este jueves por la tarde en el domicilio del ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, tras llevar a cabo una concentración de repulsa contra la nueva ley del aborto que prepara el Gobierno de Mariano Rajoy en la sede nacional del PP de la calle Génova de Madrid, donde han llegado a realizar una sentada cortando el tráfico.

   En la sede del PP había más de veinte furgones policiales y los agentes formaron una hilera impidiendo el paso hacia la fachada de la sede del PP. Los manifestantes, la mayoría mujeres, vestían con ropas violetas y portaban carteles como "madres libres", "leyes laicas, estado confesional", así como fotografías alusivas al ministro Gallardón.

   Sobre las 20.20 horas, una portavoz ha leído un manifiesto exponiendo los motivos de la protesta contra la reforma de la ley del aborto que prepara el Gobierno y, tras un grito al unísono de "viva la lucha de las mujeres", acompañado por el lema "sí, se puede", el grueso de los manifestantes comenzaron a abandonar la zona al cántico de "hoy nos vamos, mañana volvemos".

   La marcha, que no tenía un destino revelado, se ha detenido a las 20.40 horas frente al domicilio particular de Ruiz-Gallardón, en la calle Serrano Anguita. Allí han proferido gritos de "vergüenza", "aborto libre" o "fuera el aborto del Código Penal" durante unos diez minutos.

   El domicilio particular del ministro, cercano al lugar donde se ubica la sede nacional del PP, estaba custodiado por media docena de agentes de la Policía Nacional en previsión de que la protesta que comenzó a las siete de la tarde en la calle Génova finalizara en la vivienda de Gallardón.

   Ante la llegada de unos treinta policías en dos grupos desde ambos extremos de la calle Serrano Anguita, los manifestantes han continuado en grupo, en apariencia calma, hacia la calle Sagasta, que es la continuación de la calle Génova, sede del PP.

   El grupo de manifestantes se ha dirigido de nuevo hacia la sede nacional del PP, pero en la intersección de la calle Sagasta con Hermanos Álvarez Quinteros han topado con otro grupo de policías que han detenido a un joven varón.

   MOMENTOS DE TENSIÓN

   Tras esta detención, se han vivido momentos de tensión debido a la protesta enérgica de los manifestantes, que se quejaban al entender que había sido un arresto aleatorio, sin motivación. En ese momento, la Policía ha procedido a identificar a muchos de los manifestantes.

   El tráfico continuó abierto en la calle Sagasta y varias personas, ante la situación de enfrentamiento con la Policía, han sorteado los vehículos para cruzar la calle. En ese momento, quedaban unas cien personas dispersadas en las cuatro esquinas del cruce entre las dos calles.

   La Policía detuvo a otro varón joven que, en el forcejeo con los agentes, se hirió en la cabeza, por donde sangraba con abundancia. Ante lo llamativo de la lesión, varias mujeres han reprochado la actuación de la Policía con gritos y los agentes han respondido con virulencia, con empujones y tumbando al suelo a algunas de las personas, todo con una tensión creciente y con insultos hacia la Policía.

   En ese momento, se encontraban en la zona cinco furgones de la Policía, que han disuelto definitivamente la protesta sobre las 21.15 horas.