La extinción del fuego del Pozo María Luisa será un proceso "complicado" y "lento", según Hunosa

Actualizado 13/04/2007 23:02:34 CET

OVIEDO, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Hunosa, Juan Ramón García Secades, dijo hoy que el proceso para extinguir el incendio declarado en el Pozo María Luisa será "complicado" y "lento". Secades señaló que la situación "no va bien" desde el punto de vista del control del incendio.

En una rueda de prensa ofrecida en Langreo, anunció que se va a proceder a inundar el agua de Modesta, tras proceder a "tabicar" la zona para evitar que el retorno de gases y agua se pierda.

Relató que el incendio, declarado esta mañana, tuvo dos focos, situados en la planta subdécima y en la décima. El primero de los mismos no le preocupa tanto, dado que dijo que va hacia un "fondo de saco" y se extinguirá sólo. El otro foco es el que ha creado más problemas ya que ha ido hacia la zona de Modesata, causando la nube tóxica.

Secades relató que la brigada de seguridad intentó entrar en la zona para extinguir el fuego por la planta séptima, pero que los operarios tuvieron que retroceder a causa del fuerte calor. Añadió que también ha tenido que ser evacuado el Pozo de Sotón, que tiene conexiones con el de María Luisa.

Por lo que se refiere a los daños, dijo que el deterioro ha sido "notable" aunque afortunadamente no hubo riesgo para las personas en la mina. Además, comentó que la emisión de gases y de monóxido de carbono "tenderá a disminuir".