La familia de la abogada valenciana esperaba que se pospusiera el juicio pero no hasta 2009 y lo tacha de "engaño"

Actualizado 24/06/2008 20:54:40 CET

VALENCIA, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

La familia de María José Carrascosa, la abogada valenciana encarcelada en el estado norteamericano de Nueva Jersey acusada de desacato y de haber secuestrado a su hija, aseguró hoy que esperaba que se pospusiera el juicio, pero no hasta febrero de 2009, y consideró que esta decisión "ha sido un "engaño, porque no tiene razón de ser que siga en la prisión".

Así lo indicó hoy en declaraciones a Europa Press la hermana de la valenciana presa, Victoria Carrascosa, después de que el Tribunal Supremo estadounidense decidiera ayer aplazar hasta el 5 de febrero el inicio del juicio, tras presentar un recurso su abogado para poder recabar más documentos.

En este sentido, Carrascosa aseguró que su familia se va a desplazar hasta Estados Unidos para ver a María José y para asegurarse de "que es consciente de lo que está sucediendo, porque lo que pasó ayer fue un engaño". Al respecto, añadió que "evidentemente esperábamos que se pospusiera el juicio, pero no hasta febrero de 2009, sino, por ejemplo, hasta septiembre de este año".

Asimismo, señaló que el abogado internacional contratado por la familia, Marcos García Montes, "ha confeccionado la querella criminal tanto por descalificaciones como por malos tratos a ella y a su hija, por parte" del ex marido de la valenciana presa, Peter Innes.

Carrascosa lamentó que tanto el cónsul general de España en Nueva York como el abogado de la valenciana, "están engañando a mi hermana", porque "no están haciendo bien sus funciones y porque, una vez más, la familia nos tenemos que enterar por la prensa de lo que está sucediendo".

Al respecto, resaltó que su hermana "tiene que ser consciente de todo lo que está sucediendo y de que la están engañando", y criticó que el cónsul y el abogado "están posponiendo las cosas y no están haciendo lo que realmente tienen que hacer".

Del mismo modo, explicó que "los jueces españoles se niegan a ir a la Conferencia de la Haya y se remiten a las sentencias firmes de aquí de España, de la Audiencia Provincial de Valencia" y reclamó al estado español que "se implique más porque es una ciudadana que no ha cometido ningún delito".