González Pons (PP) dice que la propuesta sobre eutanasia es "sobre el suicidio asistido con cargo a la Seguridad Social"

Actualizado 07/09/2008 19:52:06 CET

MADRID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

El vicesecretario de Comunicación y portavoz del PP, Esteban González Pons, criticó hoy los cambios anunciados por el Gobierno en el Código Penal para regular la eutanasia por ser "un suicido asistido con cargo a la Seguridad Social". En su opinión, esta iniciativa es "otra cortina de humo" para que "la gente deje de hablar de las víctimas del paro".

En declaraciones a la Cadena COPE, recogidas por Europa Press, González Pons calificó de un "salto cualitativo hacia delante" que el ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, anunciara en una entrevista en 'El País' una reflexión para permitir que un enfermo pueda recibir ayuda para poner fin a su vida.

Según el portavoz popular, el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero "se desdice" de lo que sostuvo en la pasada campaña electoral, ya que, recordó, en el programa electoral socialista no figuraba una nueva ley sobre la eutanasia, ni tampoco sobre el aborto.

"Cuatro meses después", continuó González Pons, "para evitar que se hable de las víctimas del paro que su mala política está produciendo, Zapatero se desdice de lo que dijo en la campaña electoral y de lo que afirmó en el debate de legislatura". Además, recordó que el presidente del Gobierno ayer tuvo "la desfachatez, la facundia y la soltura moral de llamar a los parados personas que tienen problemas en su trabajo".

La política del presidente Zapatero "ha sido siempre hipócrita", apostilló González Pons, ya que se ha basado en la "imagen". "Hipócrita es no llamar a la crisis por su nombre y no aceptar la propia responsabilidad en ésta", enfatizó.

González Pons ironizó con que lo siguiente que promoverá el Ejecutivo será que en las próximas Navidades "Melchor, Gaspar y Baltasar trajeran oro, incienso y 400 euros --en alusión al compromiso de Zapatero en la campaña electoral--, o que los toreros torearan sin corbata para gastar menos agua al ducharse, o que las procesiones de la Semana Santa se convirtieran en laicas".