Actualizado 28/02/2022 20:28

El Nuncio de Kiev dice que el diálogo político "siempre es difícil porque hay varios intereses en juego"

En directo | Crisis en Ucrania

ROMA, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

El nuncio en Kiev, Visvaldas Kulbokas, ha asegurado que el diálogo político "siempre es difícil porque hay varios intereses en juego", cuando se cumplen cinco días desde que las tropas rusas entrasen en el país y en un momento en que las delegaciones de Ucrania y Rusia se han sentado por primera vez a negociar un alto el fuego.

"Como creyente, hago una lectura que es muy importante para mí: mientras hablamos, se están llevando a cabo conversaciones entre ucranianos y rusos en la frontera entre Ucrania y Bielorrusia, pero el diálogo político siempre es difícil porque hay varios intereses en juego", ha asegurado el diplomático de la Santa Sede en una entrevista con los medios de comunicación del Vaticano.

Kulbokas ha asegurado que a pesar del conflicto que -según la ONU ha provocado la fuga del país de medio millón de refugiados- hay escenas de "solidaridad entre los seres humanos". "El muftí nos ofreció comida y refugio en la mezquita. Me parece que la guerra nos está dando la visión de seres humanos que se han convertido en hermanos", ha apuntado.

"Yo tengo una visión diferente de lo que veo. Creo que si yo fuera Dios y viera una gran solidaridad entre los seres humanos -que se ayudan, se apoyan, abren sus corazones, en definitiva, muestran amor y cercanía- diría: ¡qué maravilla ver a los seres humanos convertidos en hermanos! Y la conclusión sería: ya es suficiente, la prueba, el desafío del drama ha sido superado, ya no hay necesidad de guerra", ha señalado.

De este modo ha considerado que incluso "en el gran mal de la guerra" hay frutos de la "conversión de la humanidad".

Asimismo, ha comentado que los ejércitos "se están reagrupando" y que en la primera parte de esta quinta jornada de enfrentamientos se ha respirado una "relativa calma". "Incluso hemos recibido mensajes del gobierno de que, si queremos, podemos salir a ver si hay alguna tienda abierta y algunos de la Nunciatura ha ido a ver si pueden abastecerse de algo. Podemos respirar un poco, pero no sabemos qué va a pasar en las próximas horas...", ha dicho para recalcar que, a nivel humano, "el drama es muy grave".

Más información