El párroco que avisó del hallazgo del bebé en un confesionario en Madrid dice que el niño parecía "bien atendido"

Actualizado 07/09/2008 17:21:00 CET

MADRID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

El párroco de la madrileña Iglesia de Santa Teresa y San José, Antonio López, que avisó a la Policía del hallazgo de un bebé de pocos días de vida en un confesionario, alabó "el gesto de la madre" al haber dejado al pequeño "en muy buen sitio y muy bien atendido", ya que se encontraba en perfecto estado de salud y no presentaba signos de mal trato.

"Yo alabo el gesto de la madre, si se encontraba impotente para sacar un niño adelante, lo ha dejado en muy buen sitio y muy bien atendido", reconoció el padre Pedro en declaraciones a Europa Press Televisión.

En este sentido, apuntó que desde su punto de vista "la madre estaría por ahí cerca, en los jardines, esperando a ver cómo se desarrollaba el acontecimiento de su hijo, porque para una madre no es nada agradable tener que abandonar a su hijo".

Al padre Pedro le avisó del abandono Pepe, un sin techo que suele pedir en la iglesia, quien creyó escuchar el llanto de un niño. Cuando alertó al párroco, éste encontró en el lugar a un bebé "muy bien colocadito, arropado, con unos patucos blancos y a la cabecera una bolsa con pañales y un biberón".

"Menos mal que no la abandonaron en un contenedor", expresó sorprendida al enterarse una feligresa de la Parroquia, María Ángeles. "Yo llevo aquí cuarenta y tantos años y nunca había pasado algo así", dijo.

UN HALLAZGO POCO HABITUAL

Alrededor de las 11.30 horas el servicio de emergencias 112 recibe la llamada informando del abandono, explicó la supervisora de guardia del Samur Protección Civil, Alicia González. Los técnicos sanitarios allí desplazados encontraron a un bebé "en perfecto estado" de salud, que luego fue trasladado al Hospital Niño Jesús para realizarle "un informe más exhaustivo por un pediatra".

Tanto el párroco como el indigente se mostraron "muy sorprendidos y los dos con la sensación de que el bebe se encontraba muy bien y estaba muy tranquilo, no daban crédito entre otras cosas porque no es algo muy habitual, estamos mas acostumbrados a encontrar abandonos de niños en circunstancias muy desfavorables", concluyó González.