Actualizado 14/04/2011 12:42:56 +00:00 CET

Un plan urbanístico deja un cementerio en medio de una rotonda

Cementerio dentro de una rotonda
EP

VILLANUEVA DE LA CAÑADA (MADRID), 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

El crecimiento demográfico y la expansión urbanística de la localidad madrileña de Villanueva de la Cañada ha provocado que el Cementerio del Cristo se haya quedado aislado en medio de una rotonda.

En declaraciones a Europa Press Televisión, los vecinos de la población afirmaron frente al cementerio que ya están acostumbrados y que no lo ven como algo "raro", ya que las nuevas viviendas que se edificaron próximas al camposanto se levantaron cuando éste ya existía y a mediados de 2008 se construyó la glorieta.

"Antes era el cementerio de los ricos, el de la carretera era el de los pobres. Ahora ya no se entierra a ninguno ahí porque ya se ha hecho otro cementerio", contó Manuel, un vecino que reside en esta localidad desde hace treinta años.

Por su parte, otra residente de Villanueva de la Cañada, Carmen, contó que, aunque "no había caído hasta ahora" en que el cementerio estuviera ubicado en una rotonda, a ella "raro" no le parece ya que está "acostumbrada a verlo".

Mientras, una vecina que lleva poco tiempo viviendo en la localidad junto a sus dos hijos, Jesenia, afirmó que sí le parece "un poco raro" que el emplazamiento para el cementerio sea "en medio del pueblo".

"LA MEJOR SOLUCIÓN" PARA EL AYUNTAMIENTO.

Por su parte, el Ayuntamiento de Villanueva de la Cañada afirma en un comunicado que en ningún caso se plantea el desmantelamiento del Cementerio del Cristo y sostiene que facilita a los familiares de quienes descansan en este camposanto trasladar los restos de sus seres queridos al nuevo cementerio municipal inaugurado en 2002, ya se han producido 59 exhumaciones.

Asimismo, el reglamento del Consistorio recoge que ya no se producirán enterramientos de ningún tipo en el cementerio del Cristo porque está clausurado, como el antiguo cementerio de San Sebastián, y que los derechos funerarios existentes sobre tumbas y nichos quedarán sustituidos por un derecho de igual naturaleza en el nuevo cementerio municipal.

Según fuentes municipales, el Plan General de Ordenación Urbana del Ayuntamiento de 2008 estimó que la mejor solución para este camposanto, dado el crecimiento urbanístico de la zona, sería que permaneciera en el mismo lugar rodeándolo de una gran rotonda, con zonas estanciales y verdes en su entorno, permitiendo fluidez y una mejor ordenación del tráfico.

El Pleno del Consistorio aprobó el 10 de julio de 2008 por unanimidad dedicar a las víctimas del terrorismo dicha rotonda. En ella, se instalará un monolito por suscripción popular, cuyo diseño ha sido elegido ya por los propios vecinos.