El PP de Murcia asegura que "la única solución sensata, viable y que potencia la solidaridad es el trasvase del Ebro"

Actualizado 14/08/2008 19:48:37 CET

MURCIA, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

El diputado por Murcia en el Congreso de los Diputados, Andrés Ayala, dijo hoy en relación a las declaraciones de la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, sobre que el "único" trasvase que se está estudiando por parte del Ejecutivo es el del Ródano, descartando la posibilidad de analizar un nuevo trasvase desde el embalse de Valdecañas, que "es una rectificación que hace el Gobierno porque demuestra estar inseguro de sus propias decisiones, además, estamos viendo de manera clara que la única solución sensata, viable y que potencia la solidaridad es el trasvase del Ebro".

Al mismo tiempo, el diputado murciando manifestó que "como el trasvase del Ebro se ha convertido en una cuestión política e intocable para el PSOE, tienen que ir a otras medidas distintas como es el trasvase desde Extremadura, al cual el PP no se opone, pero nos parece mucho menos eficaz que el trasvase del Ebro".

"Como ya han consentido que las comunidades autónomas se impongan a los intereses del Estado, como ha pasado con Cataluña derogando el trasvase del Ebro; ahora el PSOE se ve incapacitado de tomar decisiones de carácter nacional, y por lo tanto, ha generado un nuevo conflicto dentro de su partido con Extremadura, por lo que tiene que rectificar, indicó Ayala.

Asimismo, Ayala subrayó que "desde el PSOE no están convencidos de las medidas que están adoptando, porque --insistió Ayala-- la única medida sensata, posible y viable era la del trasvase del Ebro. Vemos la patética impresión de una ministra que primero reconoce la necesidad del trasvase a Barcelona, incumpliendo la derogación, y luego vuelve a derogar la derogación. Y ahora, tras el anuncio del trasvase de Extremadura, tiene que volver a rectificar y plantearse un trasvase internacional, que desde luego tiene una crítica bastante fácil".

En este sentido, concluyó Ayala que "si no somos capaces de solventar los problemas entre los territorios de España, vamos a ser capaces de ponernos de acuerdo con los intereses de los franceses, que son totalmente distintos a los nuestros".