S.Santa.- Miles de vallisoletanos arropan a la popular 'Borriquilla' en la procesión de las Palmas

Actualizado 16/03/2008 15:18:22 CET

VALLADOLID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

Miles de personas, entre ellos multitud de niños, participaron hoy en la procesión de las Palmas de Valladolid con el paso 'La entrada triunfal de Jesús en Jerusalén' como protagonista procesionado por su cofradía titular de la Santa Vera-Cruz y acompañado por las secciones infantiles del resto de las cofradías de la ciudad.

Las calles del centro de la ciudad por las que discurrió la procesión, con inicio en la Santa Iglesia Catedral y término en la Iglesia Penitencial de la Santa Vera-Cruz, estaban abarrotadas de familias que acudieron a presenciar el paso.

Entre ellos un gran número de niños, que agitaban sus palmas y ramos de olivo y hacían sonar sus carracas al paso de la popular 'Borriquilla', además de numerosos aficionados al club deportivo Osasuna, que esta tarde disputará un partido contra el Real Valladolid y que se acercaron a conocer una de las procesiones más tradicionales de la Semana Santa vallisoletana.

Especialmente concurrida estaba la Plaza Mayor de la capital, cuyas gradas y espacio central estaban repletas de personas que esperaban pacientemente la llegada del paso y de las secciones infantiles de las 19 cofradías de Valladolid, integradas por los cofrades menores de 14 años.

En primer lugar desfilaron los jóvenes miembros de la Cofradía del Santo Cristo del Despojo, seguidos por los Artilleros, el Descendimiento y Buena Muerte, Exaltación de la Santa Cruz, la Sagrada Cena, la Oración del Huerto, la Piedad, Jesús Atado a la Columna, Las Siete Palabras, la Preciosa Sangre, el Jesús Nazareno, Sagrada Pasión, las Angustias, además de las cofradías el Cristo de la Luz, el Santo Entierro, la Exaltación, el Santo Sepulcro, los Franciscanos y finalmente la Vera-Cruz, en cuya iglesia finalizó la marcha.

Canciones religiosas como 'El Hijo de David' o el 'Hossana' resonaban en los enclaves por las que discurría la procesión a través de los altavoces colocados para este fin entre las calles Cascajares, Cánovas del Castillo, Regalado, Duque de la Victoria, Claudio Moyano, Santiago, Plaza Mayor, Ferrari, Quiñones, Lonja, Plaza del Ochavo y Platerías.

La 'borriquilla' llegó a la Iglesia de la Vera-Cruz pasadas las 13.30 horas, a través de una calle Platerías repleta de personas que agitaban sus palmas y ramos. Varios cofrades giraron el paso para que quedara colocado de cara al público mientras el arzobispo de Valladolid, Braulio Rodríguez Plaza, se dirigía a los asistentes.

En su discurso, el prelado recordó a los más jóvenes que este tiempo "no significa sólo días de vacaciones sino que rememora la pasión vivida por Jesucristo" por lo que les invitó a vivir este periodo "con alegría pero también con respeto a Jesús y al Señor".

"Me gustaría veros el resto de los días del año y también en este tiempo, el jueves en la cena del Señor y el domingo celebrando su resurrección. No seáis de los que hoy agitan las palmas pero el viernes piden la crucifixión del Señor", advirtió.

Finalmente, Rodríguez Plaza efectuó su bendición hacia los congregados frente las puertas de la iglesia, tras lo que los cofrades devolvieron el paso 'La entrada triunfal de Jesús en Jerusalén' a la vera-Cruz mientras la banda de la cofradía de la cruz Desnuda entonaba el himno de España con sus dulzainas.