29 de marzo de 2020
 
Actualizado 14/11/2008 15:49:46 CET

Detienen a un hombre por estafar casi 6 millones con comisiones fraudulentas desde Barcelona

BARCELONA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La policía alemana detuvo el 3 de noviembre en el Aeropuerto de Frankfurt a un hombre por presuntamente estafar casi seis millones de euros mediante el cobro de comisiones fraudulentas de préstamos a empresarios extranjeros. Entre 2004 y 2006 pudo haber estafado a 16 víctimas operando desde Barcelona.

Según informó hoy la Guardia Civil, Mauricio C., de 49 años, italiano y vecino de Barcelona, fue detenido tras acumularse denuncias, a parte de en España, en Alemania, Italia, Suiza, Suecia, Estados Unidos, República Dominicana y Venezuela.

El hombre firmaba un contrato entre las víctimas y la empresa de la que era administrador único, por el que él se comprometía a conseguir préstamos para proyectos empresariales, a cambio de cobrar una comisión del importe del préstamo.

Esta comisión se ingresaba antes de la prestación de los servicios, con una garantía de devolución de la comisión a través de unos documentos, sin validez legal en España, denominados 'orden de pago corporativa condicional irrevocable'. Estas órdenes se cargaban a cuentas de diversas entidades bancarias de Barcelona y Madrid, aunque se descubrió que no había saldo suficiente para afrontar las garantías concertadas contractualmente.

En el contrato también se establecía que la empresa del detenido, situada en un despacho de alto 'standing' en la avenida Diagonal de Barcelona, obtendría un porcentaje del capital social de las empresas que se formasen para ejecutar los proyectos que se pretendían financiar.

Para ganarse la confianza de sus víctimas, presentó ante el Registro Mercantil una falsa cuenta corriente en un banco suizo con saldo de 500 millones de euros.

Cuando no se materializaba la concesión del préstamo y la empresa estafada intentaba cobrar las 'órdenes de pago irrevocables', éstas eran inválidas según el ordenamiento español. Además, de cada entrega de dinero por parte de las víctimas, el estafador sacaba una parte, según se observó posteriormente.