Malestar entre los aficionados taurinos de Salamanca por la profanación de la tumba de Julio Robles

Actualizado 06/09/2008 16:06:14 CET

SALAMANCA, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los sectores taurinos de Salamanca mostraron hoy su malestar tras conocer la noticia de que la tumba en la que descansan los restos del torero Julio Robles fue profanada en el municipio de Ahigal de los Aceiteros (Salamanca).

El suceso ocurrió en la noche del jueves al viernes, cuando unos individuos entraron en el campo santo, pintaron la lápida con pintura roja, escribieron "Toreros asesinos" en la misma y robaron un busto con la imagen del torero.

La familia, tras conocer los hechos, puso en conocimiento de los mismos a la Guardia Civil de la Comandancia de Lumbrales (Salamanca), que comprobó lo acontecido.

El Grupo Iniciativa Charra Contra la Desaparición del Tauricidio, posteriormente, mandó a distintos medios de Salamanca y colgó en internet un comunicado en el que se atribuye lo ocurrido. Según el documento, la intención de los autores era "desenterrar el cadáver" pero les resultó "imposible".

Al no poder efectuar sus propósitos, decidieron llevarse la escultura de Amable Diego con la imagen del diestro que "devolveremos sin problemas cuando termine la masacre de toros bravos", añadieron.