Publicado 29/04/2021 14:20CET

La Eurocámara aprueba la mejora de los derechos de pasajeros de tren para equipararlos a los de avión

Archivo - Pasajeros en un andén de uno de los trenes del AVE.
Archivo - Pasajeros en un andén de uno de los trenes del AVE. - Jesús Hellín - Europa Press - Archivo

BRUSELAS, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Parlamento europeo ha adoptado este jueves el acuerdo entre instituciones de la UE que mejora los derechos de los pasajeros del transporte ferroviario para garantizarles una protección equivalente a los pasajeros aéreos en materia de retrasos y anulaciones.

Con esta reforma, los viajeros que sufran un retraso en su trayecto de más de sesenta minutos podrán elegir entre el reembolso de todo el importe del billete o continuar el viaje por la misma vía u otra alternativa en condiciones comparables y sin costes adicionales.

La nueva norma se aplicará a todos los viajes y servicios ferroviarios internacionales y nacionales en la UE, aunque los Estados miembros podrán hacer una excepción con los servicios nacionales por un tiempo limitado. Los 27 dispondrán de dos años para trasladar a su legislación nacional las nuevas reglas europeas.

Además, los pasajeros afectados deberán poder reorganizar por ellos mismos su viaje por una vía alternativa y obtener el reembolso por la compra de un nuevo billete si el operador ferroviario no les ofrece ninguna opción en un plazo de cien minutos a partir de la salida programada.

Las obligaciones en cuanto a alternativas de viaje para los viajeros que sufran grandes retrasos o cancelaciones se aplicarán incluso en casos de fuerza mayor y si fuera necesario se les deberá proporcionar comidas y refrigerios, así como reembolsar los gastos de alojamiento.

La nueva normativa también definirá con mayor claridad lo que puede considerarse como fuerza mayor que exime a la compañía del pago de indemnizaciones, por ejemplo incluyendo nuevos supuestos como una crisis grave de salud pública o ataques terroristas.

Las huelgas del personal ferroviario, aclara la nueva norma, no será considerada una causa de fuerza mayor que libere a la empresa del pago de compensaciones.

Otra de las novedades es que se reducirá de 48 a 24 el plazo límite con el que las personas con movilidad reducida deben notificar al operador sus planes de viaje y, si requieren de un acompañante para viajar, éste deberá viajar gratuitamente. Si necesitan un perro de asistencia también tendrán derecho a viajar acompañados por el animal.

Finalmente, las nuevas normas prevén que todos los trenes cuente con espacios y bastidores específicos para bicicletas, con al menos cuatro plazas para bicicletas en cada convoy, si bien se prevén cuatro años de transición para que las compañías puedan adaptar su flota a tales requisitos.

Contador

Para leer más