Actualizado 13/02/2014 14:49 CET

Iberia y Sepla sellan un acuerdo histórico que reduce su base de costes y la hará más competitiva

Luis Gallego, presidente de Iberia, y Justo Peral, jefe del Sepla en Iberia
Foto: EUROPA PRESS

Express tendrá "condiciones propias" con un límite a su desarrollo: mantendrá 25 aviones hasta 2017 

   MADRID, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

    Iberia y el sindicato de pilotos Sepla han firmado este jueves un principio de acuerdo laboral, que ambas partes califican de "histórico" y con el que confían situar a la compañía en la senda de un crecimiento "rentable y sostenible" basado en una mejora sustancial de productividad de la compañía, que permitirá reducir su base de costes --hasta en un 62% según los cálculos del colectivo-- y hacerla más competitiva.

  El presidente ejecutivo de Iberia, Luis Gallego, y el jefe sindical del Sepla en la aerolínea, Justo Peral, han sellado un acuerdo, que permitirá a la compañía aérea situarse en la senda de "un crecimiento rentable y sostenible", al mismo tiempo que facilitará que Iberia Express tenga su propio desarrollo, aunque limitado.

  En una rueda de prensa conjunta en la nueva sede de Iberia, Gallego reiteró que este acuerdo marca "un hito histórico" en la nueva historia de la compañía. "Este acuerdo es un paso importante y la condición necesaria para esta nueva Iberia que quiere ser protagonista y líder del mercado mundial", afirmó.

  La compañía aérea confía en que este acuerdo permita ser a Iberia "un competidor fuerte" sobre todo en las rutas con Europa y América Latina. al tiempo que contribuirá al crecimiento de Iberia Express convirtiendo a la compañía en "más fuerte y rentable".

  Para el jefe sindical del Sepla en Iberia, el acuerdo supone "una mejora sustancial" de la productividad de Iberia, ya que la sitúa al nivel de otras compañías con las que compite como Ryanair o easyJet.

  Peral explicó que el acuerdo supone para el colectivo una congelación de sueldos hasta el año 2015, tal y como se fijó en el acuerdo de mediación, al tiempo que se fija una reducción salarial del 14% para el colectivo y revoca el recorte adicional del 4% ligado al acuerdo de productividad. Asimismo, a partir de esa fecha los incrementos salariales se vincularán a la rentabilidad de la compañía.

  Este rendimiento de productividad vendrá dado por la realización del máximo de horas que permite la ley (900 horas), un menor número de días libres no productivos, así como una reducción del número pilotos en los radios largos --dos en vez de tres como otras compañías-- , todo ello permitido por la legislación europea.

  Así aunque no hay compromiso de crecimiento "en breve Iberia será líder en productividad y costes". Según los pilotos, el acuerdo alcanzando permitirá una reducción de costes del 62% sobre el año anterior, según sus cálculos, cuando se alcancen el máximo de horas permitidas.

  Desde la compañía se agradece el esfuerzo de los pilotos en contribuir a mejorar la rentabilidad y productividad de la aerolínea. "Los pilotos de Iberia son excelentes profesionales que, subidos al carro, van a contribuir al éxito del proyecto", afirmó Gallego, reiterando que este acuerdo supone un paso "firme y seguro para seguir contando con Iberia otros 86 años más".

NEGOCIACIONES "DURAS Y DIFÍCILES".

  Las negociaciones, que fueron calificadas por ambas partes como "duras y difíciles", finalmente han llegado a buen puerto por la buena disposición reconocida de ambas partes. Así, desde el Sepla se ha destacado especialmente la llegada del nuevo equipo directivo de la mano de Luis Gallego que ha permitido un nuevo proyecto "ilusionante" en desarrollo.

  "Lo más acertado de este equipo directivo han sido los gestos de contar con los pilotos e involucrarlos de lleno en el proyecto", explicó Peral, quien agradeció también a la ministra de Fomento, Ana Pastor, y al mediador Jaime Montalvo la ayuda prestada "que les ha enseñado el camino a resolver".

  El líder sindical destacó que gracias al acuerdo "basado en la confianza y la transparencia" la aerolínea vuelve a ser una empresa importante en España "líder en su sector, con una base de costes renovada y una nueva forma de trabajar eficiente que le dé sostenibilidad en sus desarrollos en Europa y Latinoamérica".

  Además, todo ello permitirá que Barajas vuelva a crecer y se convierta en un aeropuerto de referencia con los vuelos de Europa y Latinoamérica. "Este acuerdo es malo para los dos, con lo cual será bueno para ambos", aseguró Peral.

EXPRESS: CONDICIONES LABORALES DIFERENTES.

  El acuerdo determina que Iberia Express, la filial de bajo coste de la aerolínea para el corto y medio radio, tendrá su propio desarrollo aunque contará con un "tamaño limitado". Así aunque no hay compromiso de crecimiento "en breve Iberia será líder en productividad y costes".

   Según los pilotos, el acuerdo alcanzando permitirá una reducción de costes del 62% sobre el año anterior, según sus cálculos, cuando se alcancen el máximo de horas permitidas.

   Respecto al crecimiento de Iberia Express, Gallego especificó que el límite para la filial de corto y medio radio de la aerolínea está relacionado con el crecimiento de Iberia. Así, tendrá que limitar en un 15% el número total de asientos por kilómetros operados (AKO) sobre la oferta que tenga Iberia. De esta forma, Iberia Express se mantendrá con 25 aviones hasta el año 2017.

  El laudo de Jaime Montalvo, dictado en diciembre de 2012, establecía que Iberia Express tenía que limitar su capacidad al 25% del número total de asientos ofertados por Iberia Operadora, la matriz, no pudiendo efectuar rutas de largo radio (de más de seis horas).

  Además, Iberia Express contará con condiciones laborales diferentes, así como reglamentos y tablas salariales diferenciadas de Iberia, "porque es una compañía diferente", explicó Gallego, quien aclaró que los pilotos provendrán de la propia Iberia, de promoción interna y también de contrataciones exteriores.

   Este pacto se suma al preacuerdo alcanzado esta semana entre Iberia y los principales sindicatos de tripulación de cabina, por lo que se confía que los acuerdos entre los diferentes colectivos se vayan produciendo de manera progresiva, en lo que se refiere al personal de tierra.