Publicado 19/08/2020 17:36:48 +02:00CET

Moody's avisa de que las medidas alemanas para viajeros procedentes de España tendrán un efecto significativo sobre Aena

Interior del Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez.
Interior del Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez. - Ricardo Rubio - Europa Press - Archivo

Lufthansa, TUI y Ryanair, entre las aerolíneas más afectadas

MADRID, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

La agencia de certificación crediticia Moody's ha advertido de que las medidas del Gobierno alemán para los viajeros que llegan al país desde España, que les obligan a permanecer en sus domicilios en cuarentena hasta que dispongan de un resultado de prueba de Covid-19 negativo, tendrán un efecto significativo en Aena, en la que el tráfico alemán representó casi el 11% del volumen total de pasajeros el año pasado.

Según un informe publicado este miércoles por la firma de calificación, el aeropuerto de Berlín, operado por Flughafen Berlin Brandenburg GmbH, también se verá afectado, dado que el tráfico con España representó el 10% de su volumen total de pasajeros el año pasado.

El pasado 14 de agosto, Alemania anunció que añadiría a España a su lista de regiones de alto riesgo de coronavirus, excepto a Canarias. Los viajeros que lleguen de España a Alemania deberán hacerse una prueba de coronavirus gratuita y permanecer en sus domicilios en cuarentena hasta que dispongan de un resultado de prueba negativo. De ser negativo se aconseja, además, hacerse una segunda prueba en los cuatro o cinco días siguientes para confirmar el primer resultado.

Estas medidas también tendrán un efecto significativo en las aerolíneas que operan esta importante ruta de vacaciones. Los vuelos entre los dos países representaron alrededor del 7% de las operaciones de Lufthansa en agosto de 2019, aunque TUI y Ryanair también están entre las aerolíneas más afectadas, con esta ruta representando el 7,7% y el 5,8% de sus solicitudes de agosto de 2019, respectivamente.

Según Moody's, existe un riesgo relativamente alto de que Alemania introduzca medidas de cuarentena en otras rutas que creen una presión adicional en los viajes aéreos europeos de corta distancia. Sin embargo, en Alemania, en comparación con el Reino Unido, los viajeros pueden evitar la cuarentena con una prueba de coronavirus negativa, lo que puede servir para limitar los efectos adversos.

LA CUARENTENA EN REINO UNIDO LASTRARÁ LA RECUPERACIÓN DEL TRÁFICO

La agencia también ha alertado de que la cuarentena impuesta por el Gobierno británico a los viajeros procedentes de distintos países de la Unión Europea para prevenir el contagio de la Covid-19 es "negativa" para las compañías aéreas y los aeropuertos, ya que frenará las perspectivas de recuperación del tráfico de pasajeros, uno de los principales impulsores de los ingresos.

El 13 de agosto, el Gobierno del Reino Unido anunció que los viajeros británicos que regresaran de Francia, los Países Bajos y Malta estarían obligados por ley a autoaislarse en su país durante 14 días a su regreso, tras el aumento de los casos de coronavirus en estos países.

Este último anuncio del Ejecutivo británico llegó poco después de que las mismas reglas de cuarentena se aplicaran a España desde el 25 de julio y supondrá que cerca del 55% del total del tráfico aéreo de pasajeros en el Reino Unido, basado en los datos de 2019, está sujeto a cuarentena o a restricciones de viaje.

Según Moody's, las restricciones gubernamentales, en particular las introducidas con poca antelación, reducirán la confianza de los consumidores y por lo tanto el nivel de viajes en los próximos meses, lo que afectará al ritmo de la recuperación del tráfico aéreo.

Los aeropuertos del Reino Unido son los más afectados, pero los requisitos de cuarentena también impactarán en otros aeropuertos europeos, mientras que en lo que se refiere a aerolíneas, las más expuestas son easyJet, Air France-KLM, British Airways y Ryanair.

En este sentido, la agencia ha avisado de que el aumento de la incertidumbre y la perturbación operacional de las restricciones crearán daños adicionales más allá de la pérdida de ingresos por vuelos, ya que también hay un riesgo de que las compañías asuman costes adicionales al necesitar reestructurar las rutas u operar vuelos vacíos para traer de vuelta a los pasajeros de los países donde hay cuarentenas lugar.

Para leer más