Juan Cavestany y Álvaro Fernández Armero cocinan ahora la 'Vergüenza' a fuego lento: "En comedia no vale todo"

Juan Cavestany y Álvaro Fernández Armero creadores de Vergüenza
MOVIST AR+
Actualizado 30/11/2018 13:20:27 CET

MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

Más de ocho años les costó sacar adelante la primera temporada, y ahora, tan solo un año después de su estreno, Juan Cavestany y Álvaro Fernández Armero, vuelven a sacar los colores en Movistar+ con nuevos capítulos de 'Vergüenza'. Lo hacen en una segunda temporada que, de nuevo protagonizada por Malena Alterio y Javier Gutiérrez, vuelve a explorar los límites del humor a través de su pareja protagonista con situaciones "aún más salvajes" pero siempre respetando la máxima que comparten los creadores: "En comedia no todo vale".

"El 'Esto es comedia' no es un salvoconducto. Vivimos inmersos en una sociedad que se ha estructurado sobre una serie de coordenadas de las que hay que ser consciente. Para nosotros no vale todo", afirma Juan Cavestany en una entrevista concedida a Europa Press en la que reconoce que bajo esta premisa en 'Verüenza' "juegan con ciertos límites" llevando las situaciones al extremo aunque, aseguran, nunca han sentido la necesidad de autocensurarse.

"Creemos que no ofendemos a nadie... pero a lo mejor estamos equivocados. No todo es coto libre caza", insiste el cineasta que también reconoce que casos como el de Dani Mateo son "demenciales" y "producto de la aceleración de los tiempos, de lo disparada que está la opinión de la gente y de batallas políticas y mediáticas".

La gran batalla que tendrán que librar Jesús y Nuria en esta temporada será el reto de la paternidad. Algo que cambiará totalmente su dinánimca de pareja les obligará a interactuar más en sociedad y generará nuevos conflictos.

"Esta segunda temporada tiene un desarrollo de personajes más intenso y profundo sigue teniendo esos toques de humor acaso más salvajes que la primera", apunta Álvaro Fernández Armero que afirma que contar con seis capítulos en lugar de los diez que tenía la primera temporada ha sido algo "bueno para la serie".

VERGÜENZA, "A FUEGO LENTO"

"El formato de seis nos ha permitido ser mucho más precisos. La primera era una temporada muy contenedor, en la que dábamos cabida a cosas muy dispares mientras que en esta segunda hemos tenido que precisar el tiro, lo que la hace más compacta", señala el director y guionista que adelanta que estos nuevos capítulos cuentan con situaciones tan extremas como los anteriores, pero la gran diferencia es que "se cocinan a fuego lento".

Pensando en el futuro, reconocen que todavía les sorprende que singular tono y humor de 'Vergüenza' "haya sido tan bien aceptado" y no niegan que les gustaría seguir con la historia de Jesús y Nuria. En este punto, adelantan que, aunque la decisión sobre una tercera temporada "todavía no está tomada", ya están "desarrollando más material".

"Lo estamos haciendo con la idea de seguir construyendo esa gran película que sería Vergüenza, con un tiempo limitado. Esto no es 'The Office', una serie en la que todo puede estar pasando todo el rato sin consecuencias", señala Cavestany que puntualiza que, a diferencia de otras series, los actos y las meteduras de pata de sus personajes "tienen consecuencias". "No nos hemos ganado ninguna bula. Tenemos que respetar nuestros personajes y los parámetros ya creados pero a la vez conseguir que la gente se ría mucho", sentencia.

Contador