Piden dos años de cárcel para compañeros del operario muerto arreglando un poste eléctrico en Níjar (Almería)

Publicado 30/06/2017 15:12:47CET

ALMERÍA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía va a solicitar penas de dos años de prisión para tres operarios de una subcontrata de Endesa por la muerte en febrero de 2015 de un compañero que sufrió una descarga eléctrica cuando reparaba una avería en un poste ubicado en el paraje de El Nazareno de Níjar (Almería).

El Ministerio Público considera que "omitieron" presuntamente los "pasos" previos de seguridad y que "descuidaron" supuestamente la subida del trabajador fallecido al poste "cuando aún no había sido entregada por el Centro de Control de Media Tensión la zona protegida y cuando todavía no se había creado la zona de trabajo que consiste en colocar tierras portátiles cortocircuitadas en todas las fases del poste eléctrico y que exige comprobar que no hay tensión".

El escrito de calificación provisional, de 16 de mayo y consultado por Europa Press, atribuye a M.B.D., de 51 años, A.M., de 43 años y J.M.P.P., de 37 años, la presunta comisión de un delito contra los derechos de los trabajadores en concurso con un supuesto delito de homicidio imprudente e interesa para cada uno de ellos dos años de cárcel.

Según relata la fiscal, en la madrugada del 1 de febrero de 2015 se produjo una alerta por avería en el Centro de Control de Media Tensión (CCMT) de la compañía Endesa en Sevilla y localizada en la línea de media tensión 'Cambronal-Pipaces' en el paraje de El Nazareno, en Níjar.

La brigada de la subcontrata 'Eiffage', encargada del mantenimiento y de la obra nueva de la red eléctrica, y compuesta por los tres acusados y el fallecido, detectó a las 07,50 horas el lugar exacto de la avería en la terminación del cable superior de la fase del poste eléctrico ubicado en el interior del recinto de una cooperativa agrícola ubicada en el kilómetro 3 de la AL-3201.

Para reparar la citada avería, que consistía en la perforación de la terminal de cable seco de conversión aéreo subterránea y que requería su sustitución, M.D. se subió al poste eléctrico "existiendo aún tensión en el cableado", por lo sufrió una descarga eléctrica que hizo que cayera al vacío desde 12 metros de altura, muriendo en el acto.

Según concluye la Fiscalía, el accidente se produjo "por un error" al plantear cuál era la denominada "zona protegida", labor para la que los trabajadores "debían realizar todas las maniobras necesarias para dejar sin tensión la instalación sobre la que se iba a actuar, todo ello bajo la dirección del CCMT de Endesa en Sevilla".

"Los acusados entendieron que la electricidad entraba al apoyo desde el lado izquierdo aéreo, pasaba a subterráneo hasta el CD Mortico Cabo de Gata, y que subía de nuevo mediante un cable subterráneo hasta la parte superior del lado derecho del apoyo, donde volvía a ser cableado aéreo, lo que hizo que quedará tensión en el lado derecho del poste, que es lo que dio lugar a la descarga", precisa.

Añade el Ministerio Público que M.B., A.M. y J.M.P.P. contaban con la titulación profesional y con formación conocimientos técnicos de seguridad en el trabajo y de prevención de riesgos laborales y que, "aún así, descuidaron las circunstancias en las que el trabajador fallecido subió al poste eléctrico".

"Lo hizo --subraya-- cuando aún no había sido entregada por el CCMT de Endesa la zona protegida al agente de descargo, el acusado J.M.P.P., y cuando todavía no se había creado la zona de trabajo que supone colocar tierras portátiles cortocircuitadas en todas las fases del poste eléctrico y que exige comprobar que no hay tensión".

En su escrito de acusación, reprocha que no se "evitase" la subida del operario al poste y que se "omitieran" los pasos citados anteriormente ya que, así, se habría "advertido que había tensión en la zona de trabajo".

La fiscal fija la responsabilidad civil de los tres acusados en 90.000 euros a favor de la viuda del trabajador fallecido y señala como responsable civil subsidiaria a la subcontrata 'Eiffage Energía SL' y directa a su compañía de seguros.

Al margen de la pena privativa de libertad, los tres acusados se enfrentan a dos años de inhabilitación especial para el ejercicio de la actividad de mantenimiento y obra nueva de instalaciones eléctricas.

Por otro lado, el Ministerio Público interesa el sobreseimiento de la causa con respecto a dos trabajadores del CCMT de Endesa en Sevilla ya que considera que dieron las "instrucciones correspondientes a las indicaciones que recibían desde Almería para crear la zona protegida sin que conociesen la constancia del cableado aéreo en el lado derecho del apoyo porque ellos trabajaban sobre el esquema eléctrico que tenían en pantalla y que este no se correspondía con la realidad".

La Guardia Civil detuvo a los tres operarios por su presunta responsabilidad en el accidente un mes después de los hechos y remitió diligencias al Juzgado de Instrucción 4 de Almería.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies