El Ayuntamiento cierra el parque Genovés en Cádiz para evitar situaciones de peligro por el fuerte viento

Publicado 20/04/2017 14:04:55CET

CÁDIZ, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Delegación de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Cádiz ha cerrado a las visitas el parque Genovés durante toda la jornada de este jueves para evitar situaciones de peligro por posibles caídas de ramas o árboles. Además, la Policía Local ha atendido numerosas incidencias en la ciudad, entre las 7 y las 11 horas, provocadas por el fuerte viento de levante.

Según ha indicado el Ayuntamiento en una nota, la mayor parte de las emergencias atendidas están asociadas a desprendimientos de elementos debido a las fuertes rachas de viento, tales como cornisas, solería, chapas de techos, así como a la caída de ramas y árboles en el viario público y a la retirada de diversos contenedores de basura de la calzada.

Así, ha señalado que sobre las 7,00 horas se requirió el servicio de Bomberos en el surtidor de Cortadura, ubicado en la avenida José León de Carranza, para retirar y asegurar chapas que se desprendían del techo, y minutos después se produjo un corte del suministro eléctrico, afectando tanto a las viviendas como al alumbrado público, entre ellos a varios núcleos de semáforos.

Además, en el número ocho de la calle Grazalema se ha desprendido la solería de la parte del tejado que cae a la vía publica, y se ha roto una torre de ventilación de unos cuatro metros de altura que presentaba peligro de caída sobre la cubierta del techo, por lo que fue necesario el desalojo de la vivienda inmediatamente inferior por el riesgo de caída y hundimiento del techo. Los inquilinos optaron por quedarse en la casa del vecino.

Otro de los avisos gestionados ha sido la retirada de una gran rama de un pino que, a unos diez metros de altura, presentaba peligro de caída en la avenida Gómez Ulla, siendo necesario el corte del tráfico rodado en la zona mientras Bomberos descolgaba dicha rama.

Igualmente, se ha actuado en una finca de la calle Santa Teresa, esquina con Murillo, al caerse un árbol sobre el muro de dicha finca, requiriéndose la presencia de Bomberos para su desplazamiento hacia el interior de la vivienda.

El Ayuntamiento ha señalado que los operarios de Parques y Jardines están trabajando en el refuerzo de árboles y de alcorques, así como en la retirada de ramas y árboles que se han caído a causa del fuerte viento, mientras que desde la Delegación de Mantenimento Urbano se está vigilante con el mobiliario urbano, ya que algunas farolas se han visto dañadas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies