La asociación Arrabal-AID crea un plan de igualdad de oportunidades para favorecer la conciliación laboral

Trabajar desde casa podría ayudar a la conciliación
ISTOCK - Archivo
Publicado 19/08/2018 12:40:45CET

Pone en marcha una figura que velará contra el acoso sexual en la entidad, su entorno o en colectivos o empresas con las que trabaje

MÁLAGA, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Arrabal-AID ha elaborado, conforme a la Ley Orgánica 3/2007, un Plan de Igualdad de oportunidades para hombres y mujeres que se articula en torno a ocho ejes de actuación con 29 medidas específicas que se irán desarrollando a lo largo de sus cuatro años de vigencia.

Esta nueva herramienta sigue la estrategia marcada por la entidad en los últimos años de favorecer la conciliación de la vida familiar y laboral, donde a la posibilidad existente de hacer coincidir la jornada laboral con el horario escolar se ha sumado recientemente una flexibilidad horaria y el convenio colectivo propio que mejora las medidas de conciliación, permisos, licencias y excedencias establecidas por ley.

El objetivo es aplicar esta igualdad a todos sus ámbitos e incorporarla en su modelo de gestión. Pese a que su "compromiso" con la conciliación "viene de lejos", según han indicado desde el colectivo a Europa Press, se ha ido mejorando y actualizando en los últimos años con medidas internas que favorecen a quienes tienen descendencia o requieren de más apoyo para cuidado de ascendentes o dependientes.

Desde Arrabal han puesto como ejemplo que el permiso por maternidad alcanza en la actualidad las 18 semanas --dos más de las establecidas por ley-- con posibilidad de llegar a las 20 añadiendo un permiso no retribuido. Además, se establece el derecho retribuido de padres y madres a acudir a exámenes prenatales y técnicas de preparación al parto así como contar con 12 horas para gestiones en los casos de adopción o acogimiento.

La flexibilidad horaria que permite ajustar la jornada laboral de 35 horas semanales según las necesidades de la persona, las 33 horas anuales de libre disposición, la retribución salarial total en situaciones de incapacidad transitoria, las 40 horas retribuidas para mejora de la formación o la nueva excedencia voluntaria, que permite disfrutar de un descanso adicional a las vacaciones con derecho a reserva del puesto de trabajo con posibilidad de solicitarse incluso por días sueltos, son otras medidas sociales que establece el I Convenio Colectivo de Arrabal-AID para el conjunto de la plantilla en vigor desde el pasado 14 de febrero.

La comisión de Igualdad en la que se integran de forma paritaria la dirección de la entidad y el equipo de trabajo ha sido la encargada de confeccionar este plan, en el que ha participado también la Federación de Mujeres Progresistas, en calidad de asistencia técnica, y el propio Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad que ha contribuido a su financiación.

Integrar el compromiso con la igualdad de oportunidades en la cultura organizacional, revisar con perspectiva de género tanto los procesos de selección como de promoción, garantizar el cumplimiento de los principios de igualdad en la política salarial, establecer un plan de formación y desarrollo de competencias, promocionar las medidas de conciliación propias sirviendo de ejemplo motivador para otras entidades sociales, prevenir el acoso sexual estableciendo mecanismos de actuación y difundir una imagen interna y externa de la entidad comprometida con la igualdad de oportunidades conforman los objetivos generales de este documento.

También se ha creado una agente de igualdad para representar interna y externamente el plan, la incorporación de módulos de igualdad de oportunidades en toda formación que se imparta en la entidad, la capacitación de toda la plantilla o la celebración de unas jornadas anuales de sensibilización para fomentar las buenas prácticas en este ámbito entre las entidades del Tercer Sector son algunas de las principales medidas recogidas en el Plan de Igualdad que se irán poniendo en marcha en los próximos meses.

CONTRA EL ACOSO SEXUAL

La Asociación Arrabal-AID ha promovido también condiciones de trabajo que eviten el acoso sexual, además de arbitrar procedimientos para prevenirlo y dar cauce a posibles denuncias. El protocolo de intervención distingue en el Plan de Igualdad entre faltas graves, que pueden implicar un desplazamiento o suspensión de empleo y sueldo; y faltas muy graves, que puede conllevar la pérdida de categoría profesional, el traslado definitivo a otro centro y el despido del acosador.

Pero no sólo las personas trabajadoras en la entidad se verán afectadas por este protocolo que implica también a personas voluntarias y alumnado en prácticas e incluso a otras organizaciones con las que se colabora, financiadores y proveedores "con quienes se compartirá la política de la asociación de tolerancia cero ante el acoso sexual", han precisado.

De esta manera, toda persona que se considere víctima de acoso sexual o sexista contará con el apoyo de la agente de igualdad, cargo de reciente creación en la entidad con competencias para investigar los hechos ante cualquier denuncia ya sea verbal o escrita.

Esta figura será quien comunique de forma confidencial la situación a la dirección de la entidad para la adopción de medidas cautelares como el alejamiento inmediato de los sujetos activo y pasivo del acoso para impedir que la situación continúe produciéndose. Unas medidas que en ningún caso supondrán para la víctima perjuicio o menoscabo en las condiciones de trabajo, han advertido.

El protocolo también hace alusión al compromiso informativo y formativo de Arrabal-AID en materia de riesgos laborales, donde se incluirán contenidos específicos de actuación ante la violencia de género y en particular sobre acoso sexual, de modo que puedan detectarse los efectos en la salud de las víctimas a todos los niveles: personal trabajador, directivo y mando intermedio.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial