Absuelto un acusado de pegar a su mujer y sus hijos tras no declarar éstos en el juicio

Actualizado 23/08/2014 12:02:40 CET

CÓRDOBA, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -    

   El Juzgado de lo Penal número 5 de Córdoba ha dictado una sentencia por la que absuelve a un hombre, que estaba acusado de malos tratos en el ámbito familiar, tras supuestamente pegar a su mujer y a sus dos hijos, en la capital cordobesa, si bien en el juicio tanto él como los familiares no declararon.

   Según recoge la resolución judicial, a la que ha tenido acceso Europa Press, de las pruebas practicadas "no queda acreditado" que el varón desde el año 2008 "haya sometido a una situación de humillación o malos tratos" a su mujer, ni consta acreditado "ningún incidente de violencia del mismo hacia su esposa en la Semana Santa de 2009".

   No obstante, considera que "queda acreditado" que en abril de 2013 y en el interior del domicilio familiar, "se produjo una discusión, saliendo a la calle el acusado detrás de su hijo", aunque, según agrega, "no consta acreditado que en el curso de la referida discusión agrediera a sus hijos".

   Al respecto, en el momento del juicio la mujer se acogió a su derecho a no declarar, después de que había renunciado al ejercicio de las acciones civiles y penales que pudieran corresponderle. Mientras, los dos hijos, uno de ellos menor, de forma "voluntaria" manifestaron en el juicio que "no iban a declarar", según señala la resolución.

   Entretanto, la magistrada detalla que no existen "pruebas de cargo de las que se deriven elementos incriminatorios con eficacia para desvirtuar la presunción provisional de inocencia". En el juicio también declararon agentes de la Policía Nacional, pero "no fueron testigos directos de los hechos".

   En concreto, la Fiscalía solicitaba penas que sumaban un total de cuatro años de cárcel y siete de orden de alejamiento para el hombre, y, según indicaba en su calificación inicial, la mujer y los dos hijos solicitaron en junio de 2013 que se archivara el procedimiento judicial, "sin mediar amenaza, ni coacción, porque ya no tienen miedo y nada reclaman".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies