La juez Núñez procesa a Guerrero y su exchófer por ayudas de los ERE destinadas a cocaína y regalos

 

La juez Núñez procesa a Guerrero y su exchófer por ayudas de los ERE destinadas a cocaína y regalos

Francisco Javier Guerrero
Europa Press/Archivo
Actualizado 10/03/2017 14:53:47 CET

SEVILLA, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La juez María Núñez Bolaños, que investiga el caso de los ERE fraudulentos, ha procesado al ex director general de Trabajo de la Junta Francisco Javier Guerrero y a su exchófer Juan Francisco Trujillo en relación a las cuatro ayudas por un montante total de 1.475.028,01 euros que el primero concedió al segundo y parte de las cuales supuestamente habrían ido destinadas a la compra de regalos y de cocaína.

   En un auto difundido por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), al que ha tenido acceso Europa Press, la magistrada procesa por delitos de prevaricación, malversación, falsificación de documento mercantil y tráfico de influencias a Guerrero, a Trujillo, al que fuera directivo de Vitalia Antonio Albarracín y al administrador de una de las empresas del exchófer, Isidoro Ruiz Espigares.

   Asimismo, la juez archiva la causa contra la madre y la mujer del exchófer de Guerrero, Estrella Blanco García y Juana Gallego Rico, respectivamente, porque no ha quedado acreditada la existencia de mínimos indicios de su participación en los hechos, aunque acuerda traer a esta última al procedimiento como beneficiaria a título lucrativo por las ayudas que recibió su marido.

   En el auto, fechado este mismo viernes, la instructora considera que "de forma indiciaria" puede concluirse que Guerrero "otorgó de forma arbitraria y con ánimo de lucrarse él mismo y Juan Francisco Trujillo, persona vinculada laboralmente a Guerrero en su condición de conductor de éste, cuatro ayudas".

   Según dice la juez, con esta finalidad Guerrero "sugirió" a su entonces chófer que creara dos empresas y, según declaró el propio Trujillo, "le dijo que como tenía facultades para conceder subvenciones y que no tenía que justificar nada, podía otorgárselas presentando una memoria muy simple", de manera que el pago "lo acordaría el propio Guerrero".

   "Para ello, Guerrero le dijo concretamente que creara las empresas para recibir tales subvenciones, que hiciera una breve memoria y que se la pasara a él", añade la instructora, que indica que, "en ejecución de dicho plan o concierto", el exchófer creó dos sociedades, como son Iniciativas Turísticas Sierra Morena y Lógica Estratégica Empresarial "y presentó dos breves memorias".

CARÁCTER "FICTICIO" DE LAS EMPRESAS

   De este modo, ambas empresas recibieron sendas ayudas de 450.000 euros cada una en los años 2004 y 2005, aunque también existe una tercera ayuda por esa misma cantidad concedida a Trujillo como administrador solidario de la sociedad Ave Nueva, en la que aparece como administrador solidario Isidoro Ruiz Espigares.

   La juez asevera que "el mecanismo para la concesión de ayudas era el mismo para todas ellas", de forma que "se otorgaban por Guerrero sin más trámite y, posteriormente, para realizar el pago celebraba un convenio entre éste y el IFA en virtud del cual dicha institución debería realizar el pago de las ayudas concedidas, indiciariamente, de forma arbitraria por Guerrero para su lucro y el de sus amigos o conocidos a sabiendas del carácter ficticio de dichas empresas y de la finalidad indiciariamente ilícita de la ayuda concedida".

   En este punto, la magistrada apunta que la esposa de Trujillo fue socia de la entidad Iniciativas Turísticas Sierra Morena, de forma que, según su propia declaración judicial, fue en el año 2008 cuando adquirió su vivienda "con el dinero que le entregó su marido procedente de un préstamo que le hizo un amigo de éste", tras lo que suscribió un préstamo hipotecario para devolver parte del préstamo personal de su pareja.

   Asimismo, la juez se refiera a una cuarta ayuda concedida "con la única finalidad de beneficiarse económicamente tanto Guerrero como Trujillo" y que se articuló mediante una póliza individual por importe de 125.028,01 euros en la que aparecía como beneficiaria la madre del exchófer de Guerrero, Estrella Blanco García.

   "Esta póliza es ideada, indiciariamente, y concertada por Trujillo y Guerrero con ánimo de lucro", asegura la instructora, que afirma que "la firma como tomador Guerrero y como beneficiario pone la firma Trujillo, falsificando, así lo reconoce, la de su madre", tras lo que el ingreso se realizó en la cuenta de la madre del exchófer, de donde Trujillo retiró el dinero, reconociendo en su declaración que realizó "numerosos regalos al señor Guerrero además de la compra de cocaína para ambos".

   La intervención de Antonio Albarracín "queda limitada a la referida póliza individual en la que aparecía como beneficiaria" la madre de Trujillo, concluye la magistrada.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies