UPTA-A: La EPA del primer trimestre "no ha sido positiva" para los autónomos andaluces, con 700 efectivos menos

Publicado 27/04/2017 15:04:21CET

Uatae-A urge "medidas de consolidación del sector" y Caesa para "afianzar un tejido empresarial más endógeno"

SEVILLA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos de Andalucía (UPTA-A) ha apuntado que los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondientes al primer trimestre del año dados a conocer este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE) reflejan que dicho periodo de tiempo "no ha sido positivo para el trabajo autónomo en Andalucía", porque, en comparación con el trimestre anterior, "el número de trabajadores por cuenta propia ha descendido en 700 efectivos" en la comunidad.

No obstante, el descenso ha sido "mucho menor" que en el mismo periodo del año pasado (-4.300), según precisa UPTA-A en una nota en la que recuerda que, en lo que a los datos de paro se refieren, Andalucía se sitúa este trimestre como la comunidad autónoma que mejores datos presenta, con 47.900 parados menos.

Teniendo en cuenta que los datos mostrados por la EPA en el mismo periodo del año 2016, donde el número de trabajadores autónomos también presentaba datos negativos, en este primer trimestre de 2017 cabe destacar que han aumentado en gran medida los autónomos empleadores en 14.900 efectivos, según resalta UPTA-A, que destaca el hecho de que "el número de empresarios sin asalariados o trabajadores independientes ha pasado a ser un 65,07 por ciento, del total de efectivos, frente al 67,15 por ciento al cierre de 2016, más de dos puntos".

Según abunda UPTA-A, los datos de la EPA de este primer trimestre "contrarrestan a los del RETA", y "si queremos confirmar que el trabajo autónomo se está convirtiendo en una de las primeras opciones para salir al mercado de trabajo, esta modalidad de trabajo debe consolidarse como una alternativa estable y de calidad".

"Esto será posible siempre que se lleven a cabo las medidas que desde UPTA Andalucía reclaman", que pasan por "la cotización a tiempo parcial y por rendimientos netos de los autónomos, la bajada del IVA, la eliminación de la morosidad en los pagos, el acceso a la financiación y la mejora de la protección social, entre otras", según precisa la organización.

UATAE-A

También desde la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores de Andalucía (Uatae-A) han comentado los datos de la EPA, en un comunicado en el que también llaman la atención sobre la disminución del número de autónomos andaluces "pese al descenso del paro en la comunidad".

Para Uatae-A, "se trata de un descenso relativamente bajo que, sin embargo, no acompaña los buenos datos de disminución del paro en Andalucía durante el primer trimestre de 2017", y que "contribuye al descenso generalizado en el país, con 23.800 trabajadores por cuenta propia menos registrados en los tres primeros meses del año".

Uatae Andalucía precisa, no obstante, que en términos anuales la cifra de autónomos es "positiva, con 19.600 más en Andalucía con respecto al primer trimestre de 2016", y en todo caso demanda "medidas urgentes de consolidación del sector y el empuje definitivo de las reformas anunciadas sobre el sector".

Según las cifras que refleja Uatae-A, Andalucía registra en estos momentos 349.600 autónomos hombres y 174.900 autónomos mujeres. De éstos, 171.300 son empleadores, 19.200 más que en el primer trimestre de 2016, casi el total del incremento anual registrado. Un total de 341.300 autónomos andaluces son independientes o sin asalariados a su cargo.

Antes estos datos, Uatae-A quiere llamar la atención de la Junta de Andalucía frente al colectivo de autónomos, y asevera que "ya es hora de situarlo en un primer plano de la vida económica andaluza". "Los datos lo demuestran, porque pese a la leve bajada registrada, durante el último año la mayoría de nuevos autónomos han generado empleo en la comunidad", remacha el secretario general de Uatae-A, José Galván, quien añade que "las buenas cifras registradas por nuestra región tanto en el último trimestre como a lo largo del último año se deben a los puestos de trabajo que genera el grueso del tejido productivo andaluz, es decir, autónomos y pequeñas y mediana empresas".

La organización espera que el Gobierno andaluz "tome nota de estos datos y articule los mecanismos necesarios para ayudar a los autónomos andaluces, tanto en la puesta en marcha de los negocios como en el mantenimiento de los mismos, ya que la consolidación es el talón de Aquiles de nuestro sector, tan afectado por la temporalidad y estacionalidad de los sectores económicos principales de Andalucía".

Galván ha finalizado demandando una vez más la creación del Consejo Andaluz del Trabajo Autónomo, porque "si nuestro sector tira del carro de la economía andaluza, lo lógico es que esté representado en todos los escenarios de concertación de la comunidad, con los mismos derechos que aquellos organismos que representan tanto a las grandes empresas como a los trabajadores asalariados", según apostilla.

CAESA

Por su parte, la Confederación de Autónomos de Economía Social de Andalucía (Caesa) ha considerado "positivos" los datos arrojados por la EPA para Andalucía, aunque aboga por "persistir e impulsar, dentro de un marco de diálogo social, aquellas políticas que permitan crear y afianzar un tejido empresarial más endógeno, implicado con el territorio y capaz de crear empleo de calidad".

Para Caesa, en el descenso del número de desempleados registrado en Andalucía en el primer trimestre "sin duda algo está teniendo que ver la aplicación de ciertas políticas activas autonómicas y el incremento sostenido en las altas que viene registrando el colectivo del trabajo autónomo".

No obstante, la EPA "sitúa todavía por encima del millón a las personas desempleadas en la comunidad, arrojando territorialmente una de las tasas de paro más altas", según recuerda Caesa, cuya presidenta, Rosa Mª Martínez, se inclina por "ahondar en aquellas políticas públicas que estén dando resultado positivo en empleo e impulsar, dentro de un marco de diálogo social, aquellas otras medidas que permitan crear y afianzar un tejido empresarial más endógeno, implicado con el territorio y capaz de crear empleo de calidad".

Al respecto, ha subrayado "la necesidad de adoptar un mayor compromiso de los poderes públicos con el trabajo autónomo como sector capaz de generar y consolidar el empleo".

Por otro lado, dicha organización demanda "un decidido plan de inversiones públicas destinadas a fomentar un nuevo modelo productivo sustentado sobre la generación endógena y sostenible de riqueza y la consecuente creación de empleo de calidad", que, entre otras, debería "contemplar medidas que favoreciesen la consolidación para el colectivo de autónomos y dentro de los aún no aprobados presupuestos estatales", así como "un desarrollo legislativo para el sector, hasta ahora lento e inconcluso".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies