Cabrera acusa al PP de interpretar "los datos aislados" de Tussam de febrero pese a que 2016 fue bisiesto

 

Cabrera acusa al PP de interpretar "los datos aislados" de Tussam de febrero pese a que 2016 fue bisiesto

Publicado 28/03/2017 19:39:49CET

SEVILLA, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

Después de que el Grupo popular del Ayuntamiento hispalense haya avisado de que la sociedad municipal Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam) ha incrementado sus deudas un 56,22 por ciento y en febrero ha perdido un 4,63 por ciento de viajeros respecto al mismo mes de 2016, el Gobierno local socialista avisa de que la deuda de la empresa se ha reducido de 108 a 35 millones y que el PP usa "los datos aislados de febrero de 2017, donde sí aflora un descenso de viajeros" porque en 2016 febrero tuvo un día más al haber sido año bisiesto.

El vicepresidente de Tussam y concejal de Movilidad, Juan Carlos Cabrera, ha emitido un comunicado de respuesta al PP, negando el "caos" aludido en Tussam y la caída del número de viajeros.

En concreto, Cabrera ha defendido que Tussam ha cumplido con todos los objetivos que se marcó en su Plan de Mejora para el periodo 2012-16, "ha recuperado usuarios tras años de caída y ha incrementado la inversión para renovar la flota".

En concreto, alega el edil que Tussam transportó en 2016 un total de 79,56 millones de viajeros, con un ligero aumento (9.050 viajeros) con respecto al ejercicio anterior. Durante ese año, se realizaron 2,49 millones de expediciones, con 18,23 millones de kilómetros recorridos, un 2,9 por ciento más. El incremento de kilómetros se sustentó, además del refuerzo de la oferta, en el crecimiento de la velocidad comercial, que se situó en 13 kilómetros/hora, la cifra más alta de los últimos años. "¿Me pueden indicar dónde están esos descensos para justificar el alarmismo trasladado por el PP?", se ha preguntado el vicepresidente de la empresa.

"El PP ha cogido los datos aislados de febrero de 2017, donde sí aflora un descenso que es consecuencia directa de la existencia de un día más en febrero de 2016", ha explicado Cabrera. En este sentido, avisa de que la demanda media de los días laborables está ligeramente por encima de la del año pasado, colocándose en 282.596 viajeros, un uno por ciento más que el año pasado en términos comparables, según los datos de la empresa pública.

La demanda de la red de líneas se situó en febrero, según Cabrera, en los 6.427.992 viajeros, un 4,6 por ciento inferior a la de febrero de 2.016, fundamentalmente por disponer este año de un día menos. Y la demanda media en día laborable fue de 282.596 viajeros, un uno por ciento superior a la de 2016.

Alega Cabrera que en los dos primeros meses del año, Tussam recorrió 3.112.025 kilómetros, con una velocidad comercial de 12,77 km./hora, ligeramente inferior a la del periodo enero-febrero de 2016 (-1,3 por ciento). "Las vueltas perdidas por los distintos conceptos bajaron un diez por ciento y sólo representaron el 0,7 por ciento de las realizadas. La puntualidad y regularidad se situaron en el 81,4 y 81,6 por ciento, mejorando los valores del pasado ejercicio".

La explicación de una jornada menos en febrero y las inclemencias metereológicas, sobre todo en fines de semana, justifican según asegura la existencia de una menor recaudación para el conjunto de esos dos meses, a pesar de que en enero se registró una fuerte subida en los ingresos (+7,53 por ciento en enero y -13,74 por ciento en febrero, con un día menos).

En cuanto a la deuda, asegura el edil que Tussam cumplió con los objetivos que se marcó en el Plan de Mejora aprobado en febrero de 2012 para el periodo 2012-16. "El esfuerzo de sus trabajadores, que contribuyeron al saneamiento de la empresa con una reducción en sus retribuciones de casi un 5 por ciento, y la cooperación del Ayuntamiento han conseguido sanear la empresa", ha argumentado Juan Carlos Cabrera.

Tras la aprobación de las cuentas de 2016 y la aplicación de sus resultados, Tussam "consiguió eliminar sus déficit históricos. En 2011, la empresa tenía una deuda total de 108 millones de euros y a 31 de diciembre de 2016 era de 35 millones, "que se corresponde con la deuda normal a cierre de mes y la financiación de inversiones, puesto que se renovaron 73 vehículos entre 2015 y 2016, y hay previstos otros 25 en 2017, con más de la mitad de la flota de buses suministrada con GNC (gas natural comprimido), un combustible medioambientalmente más respetuoso. En cuanto al pago a proveedores, se ha pasado de más de 180 días en 2011 a 41 días desde la recepción de la factura.

"Por supuesto, si no se invierte, no hay deuda, pero este equipo de gobierno tiene un compromiso de impulsar el transporte público y, por tanto, con la movilidad sostenible, y eso requiere una apuesta por la renovación y modernización de la flota", ha remarcado el delegado, quien ha recordado que este positivo balance ha aflorado pese al incremento de las inversiones y de la plantilla (31 trabajadores), la congelación de las tarifas y el mantenimiento del bonobús solidario.

"En un ejercicio de irresponsabilidad política que al final supone un serio ataque a la propia ciudad, el PP sugiere falsamente que sería necesario hacer un nuevo plan de saneamiento con sacrificios para la plantilla, algo que es radicalmente mentira, al tiempo que hace juegos malabares con los datos para intentar desacreditar una buena gestión de esta empresa pública", ha concluido Cabrera.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies